|

500 accesorios y celulares secuestrados durante una inspección en una galería de Balvanera

La Policía de la Ciudad detuvo en las últimas horas a dos personas por comercializar en locales teléfonos denunciados como robados y mercadería de marcas falsificadas.

Personal de la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comuna 3 encabezó un procedimiento a dos locales en el interior de una galería ubicada en la avenida Corrientes al 2400 junto a inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y la Dirección General de Coordinación Operativa, dependiente de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana.

Fueron imputadas dos personas: una mujer de 64 años y un hombre de 46 responsables de los locales visitados.

En ellos, los oficiales encontraron gran cantidad de mercadería de marcas apócrifas, además de teléfonos denunciados como robados al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).

En total, se incautaron 535 accesorios y 9 equipos.

Al consultar con el Juzgado interviniente, se dispuso el traslado de los detenidos a la Alcaidía correspondiente y el secuestro de todo el material hallado.

Además, uno de los locales fue clausurado por parte de la AGC.