|

Arranca la Semana Mundial del Arte Callejero en CABA

Entre el 20 y el 27 de septiembre del corriente año se celebrará simultáneamente en más de 30 ciudades del mundo, la Semana Mundial del Arte Callejero / World Street art Week / Semana Mondail Arte Na Rua. Entre ellas se encuentra la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

En materia de expresiones artísticas, Buenos Aires ha sido históricamente múltiple, diverso, heterogéneo e inclusivo,  tanto en los teatros como en los museos, y también en las calles, galerías y plazas. En Buenos Aires “el arte” se exhibe, se muestra y se disfruta en los más variados espacios y contextos. Todos los que caminamos a diario por nuestra Ciudad nos hemos cruzado alguna vez con músicos de todos los géneros, bailarines, mimos, malabaristas, acróbatas, estatuas vivientes, artistas plásticos, y muchos otros, que invitan a conocer su trabajo artístico en la vía pública. Estas experiencias no son exclusivas de los porteños, sino que el “arte callejero” se hace eco y se replica en centenares de centros urbanos.

La Semana Mundial de Arte Callejero es una iniciativa conjunta de Festi Sheca y del Frente de Artistas Ambulantes Organizados (F.A.A.O). La primera es una organización surgida en Argentina, que nuclea a artistas itinerantes de variadas disciplinas que desarrollan su actividad principalmente en el espacio público, en diferentes ciudades del mundo. El F.A.A.O., por su parte, reúne a artistas callejeros que se desempeñan en distintas ciudades argentinas. La iniciativa recibió la adhesión de diversas organizaciones y colectivos de artistas de Chile, Colombia, México, España, Italia, Canadá, Bélgica, Alemania y Francia, entre otros países.

El objetivo de la Semana Mundial del Arte Callejero es la puesta en valor del oficio de artista callejero en la cotidianeidad de una gran ciudad. Cirqueros, payasos, teatreros, saltimbanquis, juglares urbanos, músicos, malabaristas, trovadores, poetas, estatuas, titiriteros, acróbatas hacen una puesta en común con el fin de ocupar creativamente el espacio público, llevando espectáculos, representaciones e intervenciones a cada barrio, a cada esquina, a cada plaza. Durante una semana, se resalta la importancia de la labor del artista callejero, se dignifica y reconoce su trabajo y se avanza en la sensibilización de todos los ciudadanos acerca de su lugar en la sociedad.

En el capítulo Buenos Aires, se dará inicio al evento con un espectáculo multidisciplinario que tendrá lugar el domingo 20 de septiembre a las 20 hs. en Parque Centenario y culminará con múltiples espectáculos en simultáneo que se llevarán a cabo el domingo 27 entre las 12 y las 20 hs. en Parque Chacabuco. Se prevé la participación de más de 500 artistas.

Una iniciativa independiente de esta naturaleza que promueve la producción y el consumo artísticos debe ser reconocida y apoyada por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La actividad artística callejera es una modalidad de exhibición que auspicia el acercamiento de un gran sector de la población a las artes, no sólo por su condición de gratuidad sino, y sobretodo, por su emplazamiento. Una gran cantidad y variedad de representaciones artísticas irrumpen en medio de la rutina cotidiana, en los trayectos habituales de miles de vecinos y visitantes de la ciudad, permitiéndoles conocer y disfrutar de múltiples expresiones a las que de otro modo, por falta de información, de iniciativa o de recursos, quizás nunca hubieran tenido acceso.

La actividad artística callejera e independiente es, por definición, democratizante; garantiza la pluralidad cultural y la diversidad artística y en este sentido, acompañar y celebrar el desarrollo de la Semana Mundial del Arte Callejero constituye un gesto que está en sintonía con el artículo 32 de la Constitución de la Ciudad: “La Ciudad distingue y promueve todas las actividades creadoras. Garantiza la democracia cultural; asegura la libre expresión artística y prohíbe toda censura; facilita el acceso a los bienes culturales; […] propicia el intercambio, crea y preserva espacios; propicia la superación de las barreras comunicacionales; impulsa la formación artística y artesanal; incentiva la actividad de los artistas nacionales; protege y difunde las manifestaciones de la cultura popular […] protege y difunde su identidad pluralista y multiétnica y sus tradiciones…”