|

Buenos Aires homenajea al Duque Blanco

Rápido de reflejos, el gobierno porteño organizó para este miércoles la Maratón Bowie, una selección de videoclips y películas donde participó el músico inglés, que se podrá disfrutar de manera gratuita en pleno centro.En medio de la profusión de homenajes en todo el mundo a uno de los músicos más importantes del rock, Buenos Aires, ciudad históricamente cosmopolita, no se podía quedar afuera. Y no lo piensa hacer. David Bowie, el camaleón, el duque blanco, el artista que se reinventó durante toda su carrera tendrá su homenaje este miércoles en la Plaza Vaticano, pegada al Teatro Colón.

MARATÓN BOWiE es el nombre elegido por el gobierno porteño para compilar una serie de históricos videoclips y películas que protagonizó este gran músico inglés. A continuación, el Programa:

17.00 – Selección de los mejores videos
18.00 – Laberinto (1986), de Jim Henson
19:40 – Selección de los mejores videos
20:00 – El Ansia (1983), de Tony Scott
21:40 – Selección de los mejores videos
22:00 – El hombre que cayó a la Tierra (1976), de Nicolas Roeg

 

Un músico de otro planeta, que aterrizó en Buenos Aires

“David Bowie sofisticó el uso de las herramientas con la que la música (pop y rock para el caso, pero mejor hablemos de música en general) cambió y sigue cambiando al mundo: melodías tan irresistibles como imposibles, letras con hojaldre de niveles, poses, actitudes, profundidad que era capaz de levitar” aseguran los organizadores de la velada. “Honrar a ese grandísimo artista con una maratón de imagen + sonido (como tanto le gustaba definir): tres de sus pasos por el cine, que no fueron muchos pero han dejado huella, una selección de sus mejores videoclips y otra de sus presentaciones en vivo, esa que por fortuna supieron traerlo más de una vez a Buenos Aires”.

Fueron dos las ocasiones que Bowie estuvo en nuestra Ciudad, ambas en la década del ´90. La primera fue el 29 de septiembre de 1990 en el estadio de River, inaugurando la oleada de estrellas que, tras el fin de la hiperinflación, vieron a Buenos Aires como un lugar atractivo y, sobretodo, redituable.
La visita se dio en el marco del “Sound + Vision Tour” donde el duque blanco visitó 27 países y brindó 108 conciertos. Los afortunados que colmaron el estadio de Nuñez puedieron disfrutar de clásicos como “Space Odity”, “Heroes”, “Blue Jean”, “Rebel Rebel”, “Fame”, “Ashes to ashes”, “Fashion”, “Young Americans”, “Let´s Dance”, “Golden Years” y “Ziggy Stardust” que, tal como había prometido antes de salir de Gira, no volvería a interpretar.

La segunda ocasión se dio en el marco del festival Rock&Pop. Corría 1997 y Bowie vino a mostrar su disco numero 19, Earthling, uno de los mejores de toda esa década. El escenario, estadio de Ferro esta vez, fue el lugar ideal para que el músico ponga en marcha toda una nueva sonoridad que coqueteaba con la música indutsrial que grupos ccomo Prodigy, ingleses también, habían logrado masificar. Ese 7 de noviembre, pese a compartir cartel con otras importantes figuras como Bush, No Doubt, Molotov, Café Tacvba, el duque dejó a las claras que la realeza de la música mundial es lugar para unos pocos.

Maraton Bowie, miércoles 13 de enero, desde las 17hs, Plaza del vaticano, Cerrito y Viamonte, frente al Teatro Colón.