|

Conflicto con los custodios del subte

El SINDICATO UNIDOS TRABAJADORES CUSTODIOS ARGENTINOS que agrupa a custodios, vigiladores y trabajadores de seguridad privada advirtió sobre el  agravamiento del conflicto entre los empleados, las empresas de seguridad privada y el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dentro de Subterráneos de Buenos Aires actualmente gerenciado por la empresa Metrovías, lo que hace inevitable en las próximas horas la interrupción total del servicio en todas sus líneas.

En un comunicado consideraron que “la soberbia de un ejecutivo que aplica un doble discurso, promocionándose como un hipotético futuro Gobierno ‘del diálogo, de escuchar a la gente’ pero que en realidad desprecia a los trabajadores obligándolos a cumplir jornadas laborales de 12 horas, 14 o más en los túneles del Subte, nos lleva a un callejón en dónde la única salida es el corte de vías que paralizará todas las líneas de este vital transporte público”

Según el sindicato Metrovías se niega a reincorporar a  11 despedidos, realizó suspensiones injustificadas y traslados arbitrios como intento de acallar los legítimos reclamos de los trabajadores. En estos días SBASE, organismo estatal que concesiona el servicio anunció su intención de rotar sistemáticamente a los trabajadores, que no pueden permanecer en sus puestos por más de tres meses, como forma de disciplinar y provocar despidos encubiertos.

El origen del conflicto es la exigencia por parte de la organización gremial de que se cumpla con el anexo “Rama Subterráneos” del Convenio 421/05 firmado hace diez años en el cual se pone como tope 8 horas diarias de trabajo como consecuencia de ser considerado trabajo insalubre y una equiparación salarial.

El sindicato denunció un doble discurso por parte del Gobierno de la Ciudad al considerar que “la voracidad de empresas sin escrúpulos y un Gobierno que hace de la ‘seguridad’ una vacía proclama de campaña, deja a los empleados de Subte y a los pasajeros sin una seguridad de calidad, ya que ambos sectores priorizaron claramente hacer de la inseguridad un fabuloso negocio,  que pone en el medio la salud y el hambre de los trabajadores”

Según los gremialistas el conflicto es de impredecibles consecuencias. A partir del jueves y de manera sorpresiva se realizarán medidas de fuerza que paralizarán totalmente todas las líneas del Subte.