|

Continua la Paritaria docente

Viernes, 1 de marzo de 2013

 

Cómo cada vez que se aproxima el inicio del ciclo lectivo en la Capital Federal, comienza la danza de los acuerdos y desacuerdos entre la dirigencia sindical y los funcionarios de la cartera educativa. Para los docentes es el momento oportuno, para el Ministro uno de los momento más estresantes.

“El macrismo y el kirchnerismo acordaron mantener nuestro salario docente por debajo de la canasta con un aumento en cuotas” afirma Juan, docente y delegado del distrito séptimo. En efecto,  la votación conjunta de los bloques del Pro y Frente para la Victoria de  presupuesto 2013 para la Ciudad despierta sospechas en algunos a la hora de abordar la discusión salarial docente.

 

La oposición dentro de los sindicatos denuncia que la celeste de UTE acuerda con el gobierno de la Ciudad, a espaldas de sindicatos como ADEMYS, en reuniones secretas y sin el consenso de sus afiliados. Según el delegado docente recién con la última propuesta redondeada a puertas cerradas se pone a consideración de las bases a solo un día del inicio de clases.

 

Los gremios docentes afirman que hicieron un acuerdo de entre un 26% y el 31 %. Pero otros sectores gremiales consideran que les dan una cuota en abril y la otra recién en agosto. Así, según este cálculo, el sueldo inicial pasa a ser $3.500 en abril y $4.100 en agosto; y entonces el aumento anualizado es de entre un 17% y 22%. Para los docentes que trabajan por horas cátedra con más de 10 años de antigüedad, llega a ser un 11% a cobrar en abril y un 10% en agosto. Es decir un aumento del 14% anualizado. Menos de lo que propone Nación en el marco de un proceso inflacionario.

 

El salario inicial queda en un promedio de $2900 (un básico de $1800) mientras que la canasta familiar se estima en $7500. Los docentes del distrito séptimo denuncian “el abandono cada vez mayor en las escuelas, con niños que acarrean situaciones de peligro constantemente y cada vez más profundas, aumento de la deserción escolar y destrucción los centros de formación docente como el CEPA (Centro de Pedagogías de Anticipación)”.

 

La experiencia de los últimos significó para muchos el cierre de grados, la derogación de Las Juntas de Clasificación, la evaluación de manera mercantil y el aumento del subsidio a las empresas educativas en un 32%.

 

“La Celeste cierra una vez más con el gobierno que denuncian por destruir a la escuela pública. Es inentendible como, mientras CTERA -del cual son sindicato de base- hizo un congreso para discutir la propuesta de Nación, la UTE realiza el plenario después del paro nacional de 24hs convocado por CTERA. En ese paro confluyeron los gremios nacionales UDA, AMET, CEA y SADOP que llamaron a la misma medida, el mismo día, anunciada con anterioridad” Denuncia Juan.

 

El techo del 22% fijado por el Ministro Sileoni fija nacionalmente los lineamientos de ajuste salarial para las negociaciones provinciales. El debate es si se trata de una recomposición salarial acorde a las necesidades de vida de un docente.

 

Mientras tanto continúan las discusiones en las escuelas y las asambleas distritales. Hay escuelas donde comienzan a proponer repudiar a la conducción de la UTE por su falta de democracia y por desoír los mandatos de escuela de aquellos que no son delegados “celestes” o que no cierran con el discurso nacional.