|

¿Demasiado viejo para enseñar?

En el marco del incumplimiento de la ley jubilatoria de docentes universitarios y las cesantías masivas que el rectorado de la UBA está impulsando, se inscribe el paro nacional de docentes universitarios y la toma por 24hs. de la Facultad de Ciencias Sociales en repudio de esta medida.

24-08-12

En el marco del incumplimiento de la ley jubilatoria de docentes universitarios y las cesantías masivas que el rectorado de la UBA está impulsando, se inscribe el paro nacional de docentes universitarios y la toma por 24hs. de la Facultad de Ciencias Sociales en repudio de esta medida.

Hoy frente al Congreso Nacional se instaló una carpa contra las Cesantías en donde se llevaron a cabo múltiples actividades, entre ellas clases públicas para exigir una respuesta y revertir el despido de más de 150 docentes y de otros 500 con riesgo de ser cesantiados en el mes de diciembre. Entre los reclamos se encuentra la reapertura de la negociación salarial, salario para los trabajadores ad honorem, y estabilidad laboral con carrera docente.

Gabriel Delisio, secretario adjunto de la Asociación Gremial Docente (AGD) nos cuenta las medidas de lucha adoptadas para repudiar estas medidas:
“No hay una respuesta de fondo que sería respetar la ley de jubilaciones docentes que conseguimos nosotros después de muchos años de lucha. La UBA no puede desconocer esta ley, es la única universidad del país que la esta desconociendo.
La adhesión es dispar, hay una parte importante que lo apoya por solidaridad o por que se encuentran próximos a caer en este problema. Hay muchísimos docentes que al haber iniciado sus actividades con posterioridad a la dictadura hoy no llegan a cumplir con el mínimo de aportes jubilatorios entonces ven que esta medida de la UBA en cualquier momento cuando les llegue la edad van a ser victimas de esa medida.
El rectorado planteó esta medida con una falacia que es ‘la guita que nos ahorramos con estos docentes la vamos a poner los docenes ad honorem’, cosa que es falsa porque ningún docente ad honorem empezó a cobrar después de esta medida.
Nosotros concebimos a la jubilación como un derecho y no como una obligación. Cualquier trabajador docente o de cualquier rubro o gremio que pueda seguir trabajando hasta que tenga ganas de cesar en sus funciones. Acá el problema es que no lo despide y lo indemniza, cosa que no abalamos pero sería un mal menor, sino que simplemente lo dejan cesantes, incluso a aquellos que no tienen la cantidad de años para poder jubilarse, por lo tanto es una brutalidad enorme no solo con la formación de los estudiantes para con los recursos humanos tan valiosos que tiene la universidad sino para con las personas que de un día para el otro son dejados en la calle por esta medida de la UBA. Nosotros en el 2009 logramos después de muchos años de lucha una ley de jubilaciones docentes universitarias bastante buena en el sentido que permite extender los años de docencia hasta los 70 años, pero la UBA impide que muchos docentes accedan al beneficio de esta ley.
Esta jornada que nosotros estamos realizando acá en Buenos Aires organizada por la AGD UBA se enmarca en un contexto de paro nacional que esta llevando a adelante la CONADU histórica en reclamo de la reapertura de la mesa de negociación salarial porque nos han dejado con un aumento salarial de 20,5% en tres cuotas y a su vez no han dado respuestas al reclamo a la eliminación del impuesto a las ganancias.
El otro gran problema que tenemos acá es que la UBA sigue sostiendose con mas de 10 mil docentes que trabajan gratuitamente y a los cuales la UBA no le da ningún tipo de respuesta mientras sus autoridades tienen sueldos de mas de los 15 mil o 30 mil pesos.
Nosotros históricamente peleamos por el reconocimiento y salario para los ad honorem. Esta política de ajuste si bien se agudiza en estos tiempos de sintonía fina, es una herramienta que tiene el rectorado de la UBA para disciplinar a los docentes y a algunas facultades en particular a las que extorsiona presupuestariamente.
La facultad de arquitectura se mantiene porque un tercio de los docentes trabajan gratis mientras que en la facultad de ciencias exactas prácticamente no hay docentes ad honorem. Es una herramienta claramente disciplinadora de las autoridades de la UBA que no tienen voluntad de resolverlo que no le reclaman al congreso nacional un aumento del presupuesto para terminar con el trabajo gratuito.
Asistimos últimamente y lo vimos a partir del año pasado con el censo que hubo en la UBA que hay facultades que incluso han avanzado en la precarización de sus docentes eliminando la designación de los docentes ad honorem es decir que no figuran en ningún papel con lo cual es doblemente grave porque paso el año pasado que una docente se accidento y no la podía cubrir el seguro porque no existía, hay una política de incluso esconder a los docentes ad honorem debajo de la alfombra”.

Luis Tiscronia integrante de la mesa directiva de la CONADU histórica:
“En las leyes nacionales de jubilación la excepción del personal jubilado es para el docente en investigación docente. Tiene la lógica que el proceso de maduración del conocimiento es cada vez mayor con la edad. Por lo tanto la ley jubilatoria que establece en el caso de las universidades la opción de continuar trabajando hasta los 70 años tiene que ver con esa lógica, y se esta respetando en todas las universidades menos en la UBA. Esta claro que estamos frente a un ajuste en relación a la docencia y la investigación.
Este año estamos ante una reducción de nuestro salario. Es frecuente escuchar a nuestra presidenta hablar del famoso 13% de reducción salarial del gobierno de la Rúa. Si la inflación se reconoce que esta mínimo en un 25%, si el impuesto a las ganancias implica una reducción salarial de alrededor mini 8% este año, si los incrementos salariales fueron del 20% nosotros tenemos ya una reducción salarial mínima del 13% o sea que volvemos a estar como en esa época donde nos achican el salario.”

Editorial 22 08 12
Abran Paso – L a V de 12 a 13 hs. por FM 88.3 y www.abranpaso.org