|

Dudas sobre la puesta en valor de los espacios verdes

La Legislatura de la Ciudad solicitó investigar las reformas y mejoras implementadas por el Gobierno porteño en las plazas de la ciudad de Buenos Aires.

El Parlamento porteño debatirá el criterio adoptado para la selección de los espacios verdes a poner en valor, si existe un cronograma de las obras a llevar adelante, el criterio adoptado para fijar las fechas de inicio de las obra, si son realizadas por las Comunas o por la Administración Central, qué partida presupuestaria se afecta a estos fines y cuál es la modalidad de contratación para cada caso.

Se realizó un pedido de informes que se fundamenta en el hecho de haber constatado el cierre simultáneo de varias plazas en diferentes Comunas de la Ciudad de Buenos Aires.

El cierre simultáneo de estos espacios verdes, si bien representarían a futuro una mejora para los vecinos que podrían disfrutar de ámbitos más agradables y funcionales, generan grandes inconvenientes durante el tiempo de éstos.

Los meses de primavera y verano son los que los porteños más uso realizan de los espacios verdes, teniendo en cuenta las temperaturas más altas y mejores condiciones climáticas. La realización de obras durante esta época del año, si bien en muchos casos son necesarias, dificulta el mejor aprovechamiento, uso y goce por parte de los vecinos de los pocos espacios verdes con que cuenta la ciudad.

El artículo 10 de la Ley 1777 (Ley de Comunas) establece en su inciso B que las Comunas tienen a su cargo en forma exclusiva “La planificación, ejecución y control de los trabajos de mantenimiento de los espacios verdes, de conformidad con la Ley de Presupuesto”, entre muchas otras competencias. Por esta atribución e intentando entender porque el Ejecutivo porteño inició todas las obras de puesta en valor de plazas en forma simultánea, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires debatirá este pedido de informe.

La cantidad de espacios verdes es uno de los temas más importantes que hacen al hábitat en las megas ciudades. Muchas ciudades importantes cuentan con una proporción mayor de espacio verde por metro cuadrado que lo que cuenta la ciudad de Buenos Aires. Esta cuestión es un camino que debería estudiar el Poder Ejecutivo de la Ciudad y las Comunas para garantizar un mayor acceso a este tipo de espacios a fin de mejorar las condiciones de vida de sus vecinos.