|

El desempleo bajó a niveles de la pre pandemia

Se redujo al 8,2% de la población económicamente activa. Respecto de igual trimestre del año anterior, la caída fue de -3,5 p.p. De esta forma, la tasa es más baja que antes de la crisis del COVID (10,4% en el primer trimestre de 2021) y está también por debajo de los promedios de 2019 (9,8%); 2018 (9,2%) y 2017 (8,4%).

El informe del INDEC sobre trabajo e ingresos demostró que en el tercer trimestre, la tasa de actividad (el indicador que refleja la relación entre la población activa y la población total) subió 0,8 puntos porcentuales y alcanzó al 46,7% de la población. Esto implica que también aumentó la cantidad de personas que trabajan o buscan empleo.

El promedio histórico de este indicador había bajado durante la pandemia, pero ahora se estabilizó. En la comparación interanual, creció 4,4 p.p. y se ubica -0,4 p.p. por debajo del nivel pre-covid, aunque es uno de los más elevados de la serie estadística desde 2003.

La tasa de empleo creció 5,5 p.p. (42,9% de la población), y se ubica 0,7 p.p. por encima del nivel pre-covid (42,2% en el primer trimestre de 2020). Además creció 1,4 p.p. respecto al segundo trimestre de 2021 (41,5%); alcanzando un nivel alto, cercano al máximo de 43% que se registró en cuarto trimestre de 2017 y 2019, y siendo el máximo para un tercer trimestre desde el inicio de la serie en 2016. Desde el Ministerio de Trabajo destacaron que se trata de la mayor cantidad de personas ocupadas en el total de los aglomerados relevados por la EPH desde el año 2003.

La relación entre el empleo y la población total registra el mayor valor desde el año 2013. Es decir, en el plazo de solo dos años (2020 y 2021), la Argentina pasó de presentar uno de los niveles más bajos de su historia reciente, producto de la irrupción de la pandemia, a uno de los más elevados.

Un dato destacado es que se recuperó el empleo en las mujeres de forma más rápida. Fue de 45,9%, 6,5 p.p más que mismo periodo de 2020. La tasa fue de 45,9 (3T2021) vs 39,4 (3T2020)*. Y la de los hombres alcanzó el 63,7% en el tercer trimestre 2021 vs 57,7% (3T2020).

Las estadísticas publicadas por el INDEC fueron celebradas por el titular de la cartera de Economía. “Estamos experimentando una muy fuerte recuperación del empleo, que en el tercer trimestre estuvo plenamente explicada por su crecimiento en el sector privado. Se crearon 422 mil puestos de trabajo en el trimestre. Es consistente con lo vibrante que están resultando la recuperación de la producción y de la inversión”, destacó Martín Guzman.

 
“Esta evolución es consecuencia de las políticas llevadas adelante desde el inicio del gobierno, durante la pandemia no sólo cuidamos la salud sino también a los trabajadores y a las empresas y gracias a eso, una vez que pudimos ir dejando atrás las restricciones, la economía respondió como lo está haciendo. Este es el inicio de un camino”, sostuvo el ministro Claudio Moroni.

La tasa de empleo no registrado es en el tercer trimestre de 2021 una de las más bajas desde el año 2003. Aunque también se advierte un crecimiento significativo del trabajo independiente (vinculado fundamentalmente a la expansión del trabajo por cuenta propia).

El crecimiento interanual de la población ocupada alcanza mayor magnitud en las categorías que resultaron más afectadas por la pandemia: el empleo asalariado no registrado creció un 34,4% y la cantidad de trabajadoras/es independientes, en su mayoría cuenta propia propistas, creció un 14,4%. A su vez, el empleo asalariado registrado y el trabajo independiente ya superaron los niveles verificados del tercer trimestre de 2019 , mientras que el trabajo no registrado aún no se recuperó en su totalidad (-3,8%).

Por otra parte, si se analiza la variación interanual el empleo por grupos de edad, se advierte que en todos los grupos se registraron crecimientos significativos mayores al 15%. Con respecto al tercer trimestre de 2019, la recuperación más importante se observa entre la población ocupada de edades centrales (+4,7%), mientras las personas jóvenes se mantienen en el mismo nivel de empleo y las personas mayores ocupadas aún se encuentran por debajo de los valores de dicho trimestre.

Entre la población ocupada (personas que trabajan en relación a la población total), el 72,0% son asalariados, de los cuales el 33,1% no cuenta con descuento jubilatorio. Por otra parte, el 23,3% trabajan por cuenta propia, el 4,0% son patrones y el 0,7% son trabajadores familiares sin remuneración.

La tasa de subocupación es uno de los datos más preocupantes porque resultó del 12,2% de la PEA, mientras que los ocupados demandantes y no demandantes disponibles alcanzaron, en conjunto, el 10,9% de la PEA. Consecuentemente, la presión sobre el mercado laboral, conformada por el universo de desocupados, subocupados, ocupados demandantes y ocupados no demandantes disponibles, alcanzó el 31,3% de la PEA en el tercer trimestre del año.