|

La Ciudad homenajeó a Mariano Ferreyra

Con la inauguración de un mural en Barracas y un recital en Plaza Houssay, cientos de jóvenes recordaron al militante del Partido Obrero al cumplirse el quinto aniversario de su asesinato a manos de la patota sindical de la Unión Ferroviaria.

Pasaron cinco años y, en la misma esquina donde fue asesinado, Mariano volvió a vivir. Su cara quedó grabada en las paredes de Perdriel y Luján, corazón de Barracas, a través de un mural realizado por sus compañeros de militancia.
Fue en ese mismo lugar donde aquel 20 de octubre de 2010 Cristian Favale y Gabriel “Payaso” Sánchez, dos integrantes de la patota de la Unión Ferroviaria, dispararon con armas de fuego a los trabajadores y manifestante que reclamaban el pase a planta de los trabajadores tercerizados del ferrocarril Roca. Uno de los disparos impactó en el pecho de Mariano y le quitó la vida a las pocas horas.

Hoy, cientos de personas se reunieron en el mismo lugar para recordarlo. “Todo el aparato represivo vinculado al asesinato de Mariano se apresta a ocupar los principales puestos en el próximo gobierno. Por eso nuestra lucha recién comienza”. Con estas palabras, el referente nacional del Partido Obrero, Jorge Altamira, arrancó su intervención en el acto homenaje que se realizó en Barracas. “Lo que realmente traerá Justicia para Mariano es el desmantelamiento del Estado capitalista y su aparato represivo”, señaló el dirigente.

A su vez, Altamira destacó “la extraordinaria recuperación física de la compañera Elsa Rodríguez”, presente en el acto, quien fue herida de gravedad aquel 20 de octubre de 2010, quedando con un cuadro de afasia y parálisis en la mitad del cuerpo. Al respecto dijo: “Hago votos para que el año que viene, en este mismo lugar, sea ella una de las oradoras que participe del homenaje a nuestro compañero Mariano Ferreyra”.
Previamente, hicieron alocución Mauro, un compañero de militancia de Mariano, la abogada de la causa y referente de APEL, Claudia Ferrero y el dirigente del PO y actual legislador en la Ciudad por el Frente de Izquierda y los Trabajadores, Marcelo Ramal.

Por la tarde noche, el homenaje estuvo a cargo de los estudiantes, que organizaron un festival de rock en la Plaza Houssay, centro del mundo universitario. En esta oportunidad, se hicieron presentes los grupos Nonpalidece, Los Perez García, Alika y la nueva alianza y Las Manos de Filipi. “Estos son mis recitales preferidos” aseguró antes de subir a escena gerán “Pecho” Anzoátegui, trompetista de la combativa banda de rock.
La música se extendió hasta casi medianoche. Desde el inicio, una bandera sencilla acompañó todo el evento con una sencilla frase: “Mariano, un muerto que no para de nacer”.