|

La comunidad educativa del Jardín Ramos Mejía reclama la mesa de diálogo con la Ciudad

El próximo martes se realizará la audiencia pública por el traslado de la Escuela Infantil n°6 y trabajadores y vecinos denunciaron que nunca los convocaron para negociar con los funcionarios porteños, como les habían prometido.

El próximo martes se realizará la audiencia pública por el traslado de la Escuela Infantil n°6 y trabajadores y vecinos denunciaron que nunca los convocaron para negociar con los funcionarios porteños, como les habían prometido.

Luego del intento de mudanza del Jardín n° 6 de la calle Venezuela 3158 (Balvanera, Comuna 3) que llevó a cabo el Gobierno de la Ciudad en diciembre de 2019 y fue detenido por los trabajadores del Hospital Ramos Mejía, la comunidad y los mandatarios porteños llegaron al acuerdo de que el traslado quedara en suspenso, a cambio de que ellos no realizaran actividades de protesta. Pero otra de las cuestiones que habían acordado era que los convocarían, desde el Ministerio de Educación, a un debate sobre la temática, para conocer las condiciones del rechazo al traspaso. Mientras tanto, docentes y padres esperan poder comenzar las clases con normalidad en marzo.

El martes a las 11 en Tacuarí 124, se realizará una audiencia pública en el Juzgado del Dr. López Alfonsín, a la que está convocada toda la comunidad, con el objetivo de solicitarle al juez que se derogue la Resolución Nª 3968, se revierta el traslado y también se habilite de forma urgente la inscripción de la Escuela Nueva de la Manzana 66, ubicado en Catamarca y Moreno.

“Todavía sigo esperando que se comuniquen del Ministerio de Educación para convocar la mesa de diálogo antes de llegar a la audiencia con el Dr. López Alfonsín, porque para nosotros la mudanza es el cierre encubierto de una institución educativa que funciona en condiciones, como verificó el juez el año pasado, cuando lo visitó por el litigio del cierre del lactario. Él está muy al tanto de lo que es ediliciamente nuestra institución”, le comentó Verónica Ferreyra, docente del Jardín hace 28 años, a Abran Paso.

Y denunció que si bien el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, insiste en las reuniones con los vecinos en la obligatoriedad del estado de cubrir las vacantes de los niños desde los 4 o 5 años, nunca habla del artículo 24 de la Constitución porteña, que establece que la Ciudad debe hacerse cargo de los lugares en las instituciones educativas de los nenes desde los 45 días de vida. También sostiene que no hay establecimientos suficientes para cubrir la demanda de jardines maternales.

En una reunión con la nueva Subsecretaría Agencia de Aprendizaje a lo largo de toda la vida, con Eugenia Cortona a la cabeza, Verónica contó que le explicaron que el reclamo de la comunidad eran más colegios en el ámbito de CABA, y que los traslados significan no hacer nuevas escuelas. “Es falaz lo que dicen que construyeron 54 escuelas nuevas, son mudanzas. Y hay una falta de vacantes para 25 mil niños, que el estado debe garantizar. Entonces por qué cerrar una institución que funciona bien y no abrir otras para la gente del barrio”, expresó.

La explicación de Cortona fue que la idea es ir retirando los jardines de los hospitales, y que comenzarían con el del Hospital Ramos Mejía. Por su parte, docentes, padres y médicos reafirman que no hay posibilidad de contagio con respecto a la cercanía al centro médico, ya que las entradas se encuentran en calles distintas, y funcionan de esa manera sin ningún problema desde 1986.

Por lo pronto, la comunidad -que está a favor de que la escuela siga funcionando- debe esperar la sentencia del juez, el Dr. López Alfonsín. “Lo que necesitamos en la Ciudad son escuelas públicas, laicas y gratuitas, y en Manzana 66 hay un nuevo establecimiento que generar 350 vacantes más”, enfatizó Ferreyra y aclaró que cuando deban presentarse al primer día de trabajo lo harán en el Jardín del Ramos, ya que todavía no hay una orden que diga lo contrario.