|

Ordenan la reapertura de la Sala de Lactario del Hospital Ramos Mejía

Luego de reclamos y manifestaciones de la comunidad educativa, la Justicia porteña dejó sin efecto la decisión administrativa del Ministerio de Educación  de la Ciudad que establecía el cierre de la sala de la Escuela Infantil. 

La decisión la tomó el Dr. Marcelo López Alfonsín, a cargo del Juzgado en lo Contencioso Administrativo N°18 de la Ciudad de Buenos Aires. El magistrado realizó una audiencia pública el lunes pasado y una inspección ocular de las instalaciones del establecimiento educativo el miércoles. Allí verificó que todo estaba en perfectas condiciones para recibir a 45 niños entre 45 días a un año.

Docentes y padres habían realizado una vigilia la noche previa a la recorrida de López Alfonsín para evitar posibles provocaciones antes de que el juez tome la decisión. “La inspección ocular era absolutamente necesaria y estuvo el director del Hospital para despejar cualquier mito sobre posibles peligros. Además le explicaron al juez que es muy importante mantener la lactancia materna”, manifestó una docente en la puerta del Jardín al finalizar la recorrida.

El expediente se inició por un recurso de amparo presentado por la comunidad educativa del Jardín. En un oficio judicial de dos página, el juez resuelve que “el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se abstenga de ordenar el cierre de cualquiera de las salas de la Escuela Nº 6 D.E. 6.”, y que  arbitre los medios necesarios a fin de proceder a la apertura inmediata de la inscripción de vacantes para niños y niñas de 45 días a 1 año de edad (…) respetando los criterios de asignación de vacantes conforme normativa vigente”, con prioridad para quienes se presentaron en el amparo.

“Luchar tiene sentido: ¡No cierra la Sala del Lactario del Ramos Mejía!”, destacaron desde el sindicato docente UTE CTERA. “Luego de una larga lucha y resistencia de la UTE CTERA Capital y de la Comunidad Educativa para evitar un atropello más del Gobierno de la Ciudad hacia el Derecho Social a la Educación, el juez ordenó la reapertura de la Sala del Lactario del Hospital Ramos Mejía”, agregaron en un comunicado.