|

Preocupación por el estado del Parque de la Estación

Vecinos denuncian el abandono del Gobierno porteño. Sostienen que hay sectores que no se riegan, que el galpón de 200 metros, que es un edificio protegido por su valor patrimonial, no está cuidado y que allí viven personas en situación de calle. Por Ximena González.

El Parque de la Estación (Tte. Gral. Juan Domingo Perón 3326, Balvanera) nació en 2016 con la Ley 5734, y se inauguró entre 2018 y 2019 gracias a una lucha vecinal de más de 15 años, que inició cuando los habitantes de las Comuna 3 y 5 se reunieron ante la necesidad de que hayan más espacios verdes en una zona llena de cemento. Sin embargo, hoy viven en un estado de desamparo ya que el descuido y la falta de acciones por parte de la Ciudad están dañando un área pública utilizada por cientos de ciudadanos.

Pero esto no es algo nuevo sino que los vecinos buscan respuestas concretas por parte de la gestión porteña desde hace tiempo. “Por ley hay una Mesa de Trabajo y Consenso (MTC) donde trabajamos los vecinos junto con el Ejecutivo local, cosa que nos es muy compleja porque no aparecen todas las partes del gobierno deberían estar. Hoy hay un estado de abandono, que ya se vio al inicio de la pandemia”, remarcó Andrea Birgin, integrante de la MTC, a Abran Paso.

En este sentido, planteó que hay tres dificultades principales: falta de riego, despreocupación por las estructuras edilicias y la cantidad de gente en situación de calle que vive allí. En cuanto al primer punto, Andrea aclaró que la encargada del mantenimiento del sitio es una empresa privada (licitada por el GCBA), con la que ya han tenido diversos contratiempos “porque sacan las plantas y no conocen las especies nativas, entre otras cosas”.

Si bien la explanada tiene sectores con riego fijo, hay otras que deben mojarse de forma manual con una manguera y esto no se está realizando. La desidia más la ola de calor que azotó a todo el país en las últimas semanas está matando la vegetación y con ello el hábitat de la fauna nativa del espacio verde.

“Cuando nosotros proponemos estos terrenos, que son una maravilla como lugar de esparcimiento, no había árboles antiguos ni nada. Es todo muy nuevo y hay que cuidarlo más que nunca. Eso requiere un mantenimiento permanente y esto no se está haciendo”, aseguró Birgin, quien también explicó que el otro problema es que esa compañía también es responsable de la preservación del tinglado, que hoy está siendo utilizado (en parte) como centro de vacunación contra el COVID 19.

“El galpón de 200 metros se refaccionó y había quedado precioso. Eso es lo que da mucha tristeza, porque ha estado muy lindo. Ahora está totalmente grafiteado y es un establecimiento protegido por el Gobierno de la Ciudad por su arquitectura inglesa de alto nivel y por su valor histórico patrimonial. La edificación está sobre Anchorena y esa pared, que tiene 8 metros de altura, está llena de grafitis, que no son chicos ni se hacen en 10 minutos. Me pregunto si no había nadie que estuviera mirando lo que estaba pasando y por qué se puede agarrar un área protegida y destruirla de esa manera. Todo el andén, con sus puertas originales de madera sobre rieles de hierro está escrito. Eso es abandono, descuido del patrimonio de CABA”, resaltó.

Al tiempo que aclaró que hay otras plazas en el territorio porteño que están en perfecto estado y puso como ejemplo el parque Tres de Febrero, de Palermo. “Uno va y lo ve re lindo. ¿Por qué el Parque de la Estación no está así de cuidado? Esas son cosas que nos preguntamos. No tenemos respuesta y seguimos insistiendo”, añadió.

Su otra preocupación tiene que ver con las personas que durmen allí. “Están viviendo en el andén del galpón, de forma infrahumana. Hay gente mayor y niños, es una tristeza tremenda. Somos los vecinos quienes hacemos los llamados al 108, porque a muchos se los ve tan mal que ni siquiera reclaman por un hotel o un subsidio. La solución la tiene que dar el gobierno, ellos le tienen que dar una oferta  habitacional a estas personas, sobre todo en un momento como el de la pandemia. El gobierno es quien tiene que proteger a la gente en situación de calle”, manifestó.

Y concluyó: “Este es un sitio público que muchísima gente utiliza. Un punto de encuentro barrial. Y un lugar con una lucha de años por la falta real, en un barrio donde todos sabemos que no tenemos más de dos o tres ambientes por vivienda con suerte. Entonces un espacio verde, con juegos, con actividad como hay son indispensables. El lunes tenemos la reunión de la Mesa de Trabajo y Consenso y por supuesto estos son algunos de los temas más importantes. Esperamos respuestas concretas”.