|

Un homenaje para quienes cubrieron el atentado a la AMIA

El Foro de Periodismo Argentino y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) realizaron un homenaje a los periodistas que cubrieron el atentado del 18 de julio de 1994. 

Al cumplirse 24 años del atentado que sufrió la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), uno de los atentados más trágicos de la historia argentina, la DAIA y el Foro del Periodismo Argentino (FOPEA), otorgaron un Reconocimiento al Valor y a la Memoria, a más de 80 hombres y mujeres de la prensa que cubrieron aquellos días desde el lugar donde ocurrió el ataque.

El acto se realizó en el Aula Magna del Hospital de Clínicas (Hospital que atendió ese día a numerosas victimas del atentado). La apertura estuvo a cargo del presidente de la DAIA, Alberto Indij; el director del Hospital, Marcelo Melo; y el presidente de FOPEA, Néstor Sclauzero. Este último a su vez, recibió una distinción por haber sido uno de los periodistas que se desempeñó durante el atentado.

Abran Paso estuvo allí y habló con uno de los homenajeados, Luis Cervantes, quien no sólo cubrió el atentado, también fue uno de los sobrevivientes.

Expresa su testimonio afectado por lo ocurrido: “Era vecino de la AMIA. Hoy te estoy contando esto a vos porque justo me fui a trabajar”… “Mucha emoción. Se me vienen a la cabeza recuerdos muy tristes de tanta muerte, tanta desgracia, tanto llanto, tanto dolor y también las muestras de colaboración de la gente tratando de ayudarse, de socorrer al otro en medio de la desgracia”. “Como dijo el presidente de la DAIA, en el lugar había gente mutilada, algunos heridos muy graves. Además de los 85 muertos hubo más de 380 heridos, algunos muy graves, con heridas en la espalda, quedaron parapléjicos de por vida”.

Su relato enlaza la magnitud del trauma sufrido con el gesto humanitario del sobreviviente: “Ahí había musulmanes, judíos, cristianos, evangelistas. Se olvidaron todos cuál era su religión, porque simplemente se trataba de seres humanos que la estaban pasando muy mal y que necesitaban ser ayudados”.

Señala la gravedad mundial del acontecimiento, uno de los mayores ataques terroristas ocurridos en el país: “Habrás escuchado testimonios de lo que fue trabajar en algo que en la Argentina desconocíamos en ese momento, un atentado terrorista en pleno centro de la Ciudad”.

Considera que este casi cuarto de siglo que se cumple del atentado, son 24 años de impunidad “…no se puede entender que, cuando han trabajado servicios de inteligencia como la CIA, el MOSAD, Ejército, Marina y la Aeronáutica; no puede ser que las cinco fuerzas trabajaron mancomunadamente durante 24 años y no pudieron saber nada. Es muy triste que se tape la verdad internacionalmente. Esto es algo que supera a cualquiera de los gobiernos”.

Entiende que no hubo interés en averiguar, “Los fiscales nunca me llamaron a declarar a pesar de ser testigo. Siete años después el juez Juan José Galeano me llamó para hacerme un par de preguntas y eso fue todo. No hay voluntad de que se sepa la verdad”.

Para Luis, el premio que recibieron, más que un premio, es un reconocimiento a los periodistas presentes, esa es la palabra que considera más adecuada para contar lo mucho que todos trabajaron ese día fatídico que aún hoy lo conmueve.