|

Vecinos en contra del aumento de los parquímetros

Comerciantes de Villa Urquiza, junto con la agrupación Movimiento Comunero y Protagonismo Ciudadano, se reunieron para expresar su rechazo a la medida de la Ciudad.

Comerciantes de Villa Urquiza, junto con la agrupación Movimiento Comunero y Protagonismo Ciudadano, se reunieron para expresar su rechazo a la medida de la Ciudad.

A partir de marzo comenzarían a instalarse los 87 mil nuevos parquímetros. El próximo 20 de marzo también se realizará una audiencia pública no vinculante por el aumento del valor del estacionamiento medido, de 15 a 25 pesos. La cita será en el Espacio Cultural Julián Centeya de San Cristóbal (San Juan 3255, Comuna 3). Sin embargo, los vecinos se reunieron para rechazar las subas.

“El tema es que el Gobierno de la Ciudad dice que el estacionamiento medido busca ordenar el tránsito, pero es para recaudar. El gran negocio viene con el acarreo, porque la persona que quede sin saldo, que le lleve la grúa el vehículo, va a tener que pagar 3 mil pesos de acarreo, que va a ser el costo de la grúa, a lo que le tenemos que agregar que lo llevan a una playa que le da a título gratuito el Gobierno, en donde, si el auto se queda más de dos horas, se tiene que pagar la estadía de 540 pesos”, le explicó Carlos Caserta, integrante de Movimiento Comunero y Protagonismo Ciudadano, a Abran Paso.

Pero, según afirmó Caserta, además de que el GCBA les ceda las playas a título gratuito, los empleados de tránsito que allí trabajen también son proveídos por el Gobierno porteño. A lo que agregó que las empresas que realizarán los acarreos sólo pagaron 55 mil pesos de canon, una inversión muy pequeña en comparación a sus ganancias: se calcula que puedan remover hasta 400 vehículos diarios, lo que daría una suma de 1.400.000 pesos diarios, que multiplicados por 30 días del mes, son casi 40 millones de pesos. “La verdad que un negocio fabuloso para los empresarios que no tienen ningún riesgo pero que se llevan una fortuna, y que nosotros le financiamos la tierra y los empleados”, denunció Carlos.

Otro de los argumento de quienes rehúsan la colocación de parquímetros es que es una medida inconsulta, ya que debería haber pasado por la Comunas -que tienen competencia sobre la vía pública de su zona de jurisdicción. Caserta asegura que el estacionamiento medido perjudica más a los vecinos de lo que los puede ayudar, y que, en lugar de más parquímetros, debería pensarse en otras alternativas para ordenar el tráfico, como un código urbanístico que contemple que todo edificio nuevo que se haga tenga la cantidad de cocheras necesarias, una por departamento.

Por su parte, el residente que quiera estacionar su auto puede hacerlo de manera gratuita hasta 250 metros del domicilio, pero antes debe demostrar que efectivamente vive en dicho domicilio, que el vehículo está radicado en esa dirección y que tiene la patente al día. Para expresar su rechazo a la medida y firmar la planilla en contra del estacionamiento medido es que se reunió la Asociación de Comerciantes de Villa Urquiza el jueves pasado, de cara a la audiencia pública del próximo mes.