|

Cierran las estaciones del subte Facultad de Medicina y Callao en Balvanera

Desde el lunes 8 de enero hasta el domingo 17 de marzo, la Línea D del subte de Buenos Aires experimentará un cierre temporal para llevar a cabo una crucial obra de modernización en su infraestructura. Por Martín Bustamante.

Esta iniciativa, liderada por Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE), tiene como objetivo finalizar la renovación del sistema de señales y el reemplazo de las máquinas de cambio, garantizando así la operación eficiente y la seguridad del servicio mediante la implementación de la última tecnología en señalamiento: el moderno Communications-Based Train Control (CBTC).

Transformación Tecnológica para una Experiencia de Viaje Más Segura y Eficiente

La Línea D, una de las más transitadas de la red, está experimentando un proceso de modernización que incluye la instalación del 100% de su flota con aire acondicionado, la fase final de su repotenciación y la transición del sistema de señales actual (Automatic Train Protection – ATP) al avanzado CBTC, ya en funcionamiento en las líneas C y H. Este cambio tecnológico busca mejorar la operación y brindar una mayor regularidad al servicio. El cierre temporal también se justifica para avanzar en el reemplazo de las 31 máquinas de cambio, garantizar la seguridad en todas las rutas posibles, identificar posibles fallas y completar la instalación del nuevo sistema a bordo de los trenes. Además, se aprovechará para concluir las obras de renovación de la estación Facultad de Medicina, parte del Plan Integral de Renovación de Estaciones.

Durante el periodo de cierre, se espera un ajuste en la movilidad urbana, con alternativas de transporte público recomendadas y estrategias de desvíos para minimizar las incomodidades para los usuarios habituales de la Línea D. La planificación cuidadosa de rutas y la coordinación con otros medios de transporte público se implementarán para asegurar una transición fluida durante el desarrollo de los trabajos.

Compromiso con la Innovación y la Seguridad del Usuario

Esta modernización, que incorpora el avanzado sistema CBTC, no solo responde a la necesidad de eficiencia operativa, sino también a un compromiso más amplio con la seguridad y la experiencia del usuario. La introducción de tecnologías de punta busca elevar los estándares de servicio, garantizando trayectos más seguros, eficientes y confortables para los millones de pasajeros que utilizan la Línea D diariamente.

Las críticas

Los cuestionamientos al impacto de la medida no se hicieron esperar: “A priori, podría haberse previsto personal para reducir tiempos o realizarse el trabajo por tramos, sin afectar el servicio en toda la línea, que es usada diariamente por más de 300.000 pasajeros, incluyendo a quienes combinan desde el Metrobús o los trenes Mitre y San Martín”, aseguraron desde el Centro de Estudios Metropolitanos en su cuenta de X.

“Si el subte hubiera continuado su extensión, hoy contaría al menos con otras tres líneas y varias combinaciones nuevas. Así, el cierre de una línea no tendría tanto impacto. Por desgracia, el subte sólo aparece en agenda del GCBA tarde y mal: sólo son noticia sus interrupciones”, añadieron.