|

Nueva tarifa de subte: $125 y se mantienen los beneficios

A partir de ayer, los usuarios del subte en Balvanera y en toda la Ciudad de Buenos Aires se enfrentan a la segunda fase de la actualización tarifaria implementada por Subterráneos de Buenos Aires S. E. (SBASE). Por Martín Bustamante.

A partir del 4 de febrero, el costo del boleto de subte se incrementó a $125, mientras que el Premetro tendrá un valor de $43,75.

Tras Bambalinas: Detalles de la Actualización Tarifaria

La modificación tarifaria, respaldada por la resolución N°27 de Directorio, fue sometida a una minuciosa revisión y aprobación durante la audiencia pública del pasado 4 de diciembre. Según SBASE, el objetivo principal es asegurar la sostenibilidad y eficiencia del servicio de transporte público, garantizando el correcto mantenimiento y funcionamiento de la red de subterráneos.

La actualización tarifaria responde, en su mayoría, a la variación de la tarifa técnica, reflejando los costos de explotación del servicio en relación con el número de pasajeros pagos. Con un aumento significativo del 81,58% en los costos entre octubre de 2022 y julio de 2023, y una demanda estabilizada en el 72% del total prepandemia, la tarifa técnica se establece en $398,44.

Beneficios Resilientes: Quiénes Sigan Viajando Gratis y con Descuentos

A pesar de este ajuste, ciertos sectores de la población seguirán recibiendo beneficios. Jubilados, pensionados, personas con discapacidad, trasplantados y estudiantes primarios y secundarios continuarán viajando de manera gratuita. La tarifa social seguirá en marcha, al igual que los descuentos para pasajeros frecuentes.

Los usuarios que utilicen la RED SUBE y realicen más de 20, 30 o 40 viajes al mes recibirán automáticamente descuentos del 20%, 30% y 40%, respectivamente. Además, persistirán los pases gratuitos para jubilados y pensionados, personas con discapacidad, trasplantados y aquellos en lista de espera.

Desafíos y Adaptación: La Comunidad Ante la Nueva Realidad Tarifaria

El boleto estudiantil para estudiantes de nivel primario y secundario seguirá siendo gratuito, al igual que los abonos sociales, maestros y estudiantiles para alumnos de escuelas secundarias y terciarias.

El abono social continuará siendo un salvavidas para diversos sectores, como beneficiarios de planes sociales, personas desempleadas crónicas o recurrentes, aquellos con ingresos familiares por debajo de la canasta básica familiar según el INDEC, personas en situación de indigencia, beneficiarios del subsidio por la tragedia de Cromañón, excombatientes de Malvinas, y grupos identificados por normas vigentes de la Ciudad de Buenos Aires con necesidades especiales o en situación de alta vulnerabilidad social.

Ante estos cambios, la comunidad de Balvanera y la Ciudad de Buenos Aires se enfrentarán al reto de adaptarse a la nueva estructura tarifaria. Aunque con la certeza de que ciertos sectores seguirán disfrutando de beneficios y descuentos significativos en el servicio de subte.