|

La inflación de la Ciudad por las nubes

El último informe del Índice de Precios al Consumidor, publicado por la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad, revela un incremento intermensual que supera incluso al registrado en diciembre. Por Martín Bustamante.

En la Ciudad de Buenos Aires, la preocupación aumenta a medida que la inflación alcanza niveles alarmantes. Este fenómeno, exacerbado por la devaluación del peso argentino impulsada por el presidente Javier Milei, pone de manifiesto desafíos significativos para los residentes, especialmente aquellos en situación de emergencia alimentaria.

Aumento Sostenido: Impacto en los Bolsillos de los Ciudadanos

Durante el mes de enero, el Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires experimentó un aumento del 21,7%. La situación se vuelve más crítica al observar la variación interanual, que se sitúa en un asombroso 238,5%. Este incremento afecta directamente a los sectores más vulnerables, quienes se encuentran en una situación de emergencia alimentaria.

La división de Alimentos y Bebidas no alcohólicas lidera las subidas, con un incremento del 25,4%. Pan y cereales (27,9%), Leche, productos lácteos y huevos (28,1%), y Carnes y derivados (17,2%) son los principales impulsores. Esta situación dificulta aún más el acceso a alimentos básicos para aquellos en situación de vulnerabilidad.

Transporte y Vivienda: Golpe Doble para los Ciudadanos

El sector de Transporte experimentó un aumento del 33,7%, principalmente debido a los incrementos en los precios de combustibles y lubricantes, así como de pasajes aéreos. Por otro lado, Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles aumentaron un 10,0%, impactando especialmente en los costos de alquiler y gastos comunes.

Falta de Respuestas: El Silencio del Ejecutivo Porteño

Resulta preocupante la falta de anuncios y medidas por parte del Jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, para hacer frente a esta situación. La ausencia de asistencia para los sectores más afectados, especialmente en términos de emergencia alimentaria, genera incertidumbre en la población.

La subida en los precios de la Salud (30,3%) y Recreación y Cultura (30,5%) agrava la situación. Ajustes en las cuotas de medicina prepaga y en los precios de los paquetes turísticos contribuyen significativamente a la creciente presión económica.

Urgencia de Acciones para Mitigar el Impacto

La Ciudad de Buenos Aires se enfrenta a un desafío económico de proporciones considerables. La alta inflación, impulsada por diversos factores, demanda respuestas inmediatas por parte de las autoridades.

La falta de medidas concretas para aliviar la presión económica, especialmente en los sectores más vulnerables, plantea la necesidad urgente de acciones que mitiguen los efectos de esta crisis inflacionaria. La comunidad espera soluciones que aseguren un equilibrio económico y social en estos tiempos difíciles.