|

Canastas básica escolares como herramienta de equidad

Este enfoque, más allá de ser una simple medida, se presenta como una herramienta clave para asegurar la permanencia de los estudiantes en todos los niveles educativos, especialmente los obligatorios. Por Marcos Bolivar.

En la búsqueda constante de fortalecer la educación pública en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la diputada de la Ciudad Victoria Freire propone un proyecto de ley innovador: la implementación de Canastas Básicas Escolares.

Educación Pública en CABA: Un Derecho Garantizado

La educación pública se erige como un bien público, social e indispensable. Bajo esta premisa, el Estado tiene la responsabilidad de salvaguardar el derecho a la educación, no limitándose solo al acceso inicial, sino creando las condiciones para una permanencia efectiva.

La Ley de Educación Nacional 26.206 establece la obligatoriedad del nivel inicial, primario y secundario, con el propósito de no solo ofrecer oportunidades de formación, sino también como un acto de inclusión social, independientemente de las condiciones de cada estudiante.

Desafíos Económicos y Educativos

En un contexto de crisis económica, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no está exenta de los desafíos que impactan directamente en el acceso a una educación de calidad. El deterioro del poder adquisitivo y el aumento exponencial en los precios de bienes básicos generan obstáculos significativos.

Datos reveladores indican que las canastas de productos escolares han experimentado aumentos alarmantes, situándose entre el 450% y el 500% en el último año. Ante este escenario, el proyecto de Ley propone la entrega de Canastas Básicas Escolares como una respuesta inmediata a las necesidades económicas de las familias porteñas.

Canastas Básicas Escolares: Clave para la Igualdad de Oportunidades

Estas canastas contienen elementos mínimos e imprescindibles para iniciar cualquier ciclo lectivo, permitiendo no solo el comienzo de las actividades escolares, sino también garantizando igualdad de oportunidades a todos los estudiantes. Esta iniciativa se alinea con programas exitosos ya implementados en otras regiones de Argentina, como las provincias de Buenos Aires, Santa Fe o Chubut.

La implementación de Canastas Básicas Escolares en CABA no solo aborda desafíos económicos, sino que refuerza el compromiso del Estado con la justicia educativa y la construcción de un futuro equitativo. La educación es más que un derecho; es la base sobre la cual construimos una sociedad más justa y próspera. ¡Con Canastas Básicas Escolares, construyamos juntos un futuro educativo más brillante para todos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires!