|

Apareció Alfonso Severo, testigo clave en la causa Mariano Ferreyra

(Abran Paso, 05 10 12) ¿Quiénes mantuvieron secuestrado por casi 24hs a un testigo clave en la Causa Mariano Ferreyra? Presencias y ausencias en la multitudinaria marcha del miércoles pidiendo por la aparición de Severo. Las escuetas declaraciones oficiales acerca del caso.

Alfonso Severo, testigo clave en la causa que investiga el homicidio de Mariano Ferreyra, reapareció este jueves 04 y declaró haber sido secuestrado el miércoles.

La desaparición de Severo se produjo justo en horas cercanas al momento en que debía testificar ante la justicia en la causa que investiga entre otros hechos el homicidio del estudiante y militante del Partido Obrero, asesinado el 20 de octubre de 2010, cuando participaba de una marcha de trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca, que reclamaban por su pase a planta permanente.

“El kirchnerismo debería estar presente en esta plaza”

Durante la marcha que se realizó el miércoles 03 pidiendo por la aparición de Alfonso Severo, conversamos con Pablo Ferreyra, hermano de Mariano Ferreyra


Pablo Ferreyra
(hermano de Mariano Ferreyra;durante la movilización del jueves 04 de octubre)

“Todas esas situaciones están hablando de que hay que robustecer más el Programa de protección de testigos, de que hay que tener una participación más activa con los testigos y saber qué van a declarar, que van a hacer, qué van a decir. Porque es más necesario que sea más robusto.

Me parece que hay un sector… que fue una marcha que podía ser más movilizada. Pero hay sectores que no quisieron movilizar hoy. Me parece que el kirchnerismo debería estar presente en esta plaza. Debería haber columnas de La Cámpora, del Evita. Porque me parece que es un reclamo -en principio- primal, que nos toca a todos. Que es, que no vuelva a suceder una cuestión como la del Caso (Julio) López.

La seguridad que necesitan los testigos es que los autores del secuestro de Severo sean encontrados”

Asimismo, Claudia Ferrero, abogada, querellante de la causa Mariano Ferreyra, también daba su punto de vista:


(Claudia Ferrero, abogada, querellante en la causa Mariano Ferreyra)

“La semana pasada, ya la primer jornada empezó con esta preocupación, al enterarnos el día martes que José Andino, un testigo de la causa había sido asesinado. Andino también tenía que presentarse el día jueves. Y el martes fue abordado por 2 sujetos, que le dijeron ‘piquetero de mierda, te vamos a desfigurar la cara y ni tu madre te va a reconocer, ¿uién te dijo a vos que viste una escopeta’. Este ‘quién te dijo a vos que viste una escopeta’ es claro, por el hecho de que justamente este testigo ya en instrucción había dicho que había visto de parte de los atacantes, un hombre con una escopeta. Ese testimonio toma importancia, porque en febrero de este año, cuando le extraen una bala a uno de los heridos en el lugar del hecho, encuentran que era una posta de escopeta. Esto va a haciendo un aporte en ese sentido en la causa. El mismo día que este testigo tiene que testificar, también tiene que testificar (Alfonoso) Severo. Encontramos a la mañana que Severo había sido secuestrado. Y que no se lo encontraba por ningún lado. Estaba desaparecido. Lo primero que caracterizamos las organizaciones que estamos participando del juicio, es que la respuesta debería ser contundente.

Una señal de contundencia para que Severo apareciera con vida y que no volviera a pasar. Esa señal fue la movilización del mismo día en Plaza de Mayo. Esa creo fue una señal contundente. A las pocas horas apareció Severo, que lo habían dejado abandonado desde un auto. No lo encontraron las fuerzas de seguridad. Lo abandonaron. Lo levantaron precintado. Estaba en estado de shock. Y sin embargo, las fuerzas de seguridad no intervinieron en esto. Por lo cual, creemos que el Estado se tiene que hacer cargo. Y hacemos hincapié en que la única seguridad que necesitan los testigos que están por declarar -algunos de los cuales recibieron amenazas- es que los autores materiales e intelectuales del secuestro de Alfonso Severo sean encontrados. Esa es única garantía que necesitan los testigos por declarar en el juicio.”