|

Apoyos y observaciones por la extensión del horario del subte

El legislador porteño de la CC ARI, Maximiliano Ferraro, lanzó una  campaña en la redes para extender el horario de funcionamiento del subte porteño y aclaró que, mas allá de la consulta a los vecinos para que voten la extensión del horario del subte, se debe discutir el proyecto en la Legislatura lo antes posible.

El legislador Ferraro viene presentando desde el 2012 un proyecto de ley en la Legislatura porteña con el objetivo de extender el horario del subte de modo que funcione de 5 a 1.30 AM de lunes a jueves, de 5 a 3 AM viernes, sábado y víspera de feriados y de 7 a 12 AM domingos y feriados.

Si bien el Legislador celebró la propuesta del Gobierno de la Ciudad para realizar una consulta ciudadana para extender el horario de funcionamiento del subte aclaró: “vamos a apoyar toda instancia de participación ciudadana pero luego de la votación creemos necesario y urgente que lo podamos debatir en Legislatura y convertirlo en una realidad”.

Ferraro señaló que “mas allá de acompañar con mucho entusiasmo esta iniciativa donde puede participar la ciudadanía, y en ese sentido esperamos que participen muchos ciudadanos a favor de la ampliación del horario del subte,  consideramos que hay que hacer  un esfuerzo mayor por parte del Gobierno de la Ciudad y de la Legislatura para plantear una discusión vinculada a la extensión del horario de subte en los ámbitos institucionales”.

Y agregó: “esto no es un capricho porque estamos proponiendo el viejo horario que tenía antes la red de subterráneos,  antes que ingresara la concesión del Grupo Metrovías Roggio, cuando funcionaba hasta la una y media de la mañana”.

Previo a 1988, el servicio subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires bajo operación estatal, brindado por Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), funcionaba hasta pasada la medianoche (1.20 AM). Incluso en el año 1909, cuando el entonces Concejo Deliberante, junto al intendente Manuel Güiraldes y la Compañía de Tranvías Anglo-Argentina aprobaron la construcción del primer subterráneo para la ciudad, el horario estipulado de funcionamiento era desde las 5 hasta la 1:20, franja horaria que no sólo fue respetada, sino que se mantuvo hasta casi fines del siglo XX.

El 28 de diciembre de 1988, en el contexto de la crisis energética que atravesaba el país, el Directorio de Subterráneos de Buenos Aires dispuso el cese de todos los servicios desde las 22 horas para días hábiles, sábados, domingos y feriados.  A partir de enero de 1994, cuando Metrovías se hace cargo de la operación de la red, se procedió a la unificación de los horarios de todas las líneas de 5 a 22 horas.

Directivos de la empresa afirmaron ese año: “está previsto con el Gobierno extenderlo dentro de unos meses hasta las 22.40, porque es un horario que está demandando mucho público” (Diario Clarín, 4/1/1994).

Finalmente, la franja de operación tiene su origen en 2001 cuando la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) intimó en  a la empresa Metrovías a extender el horario de las líneas de subte hasta las 23. Dicha extensión se hizo efectiva en septiembre de 2001.

El jefe del Gobierno de la Ciudad señaló que son necesarias 6 horas en horario nocturno para realizar mantenimientos de unidades y vías, “los metrodelegados niegan que en esas horas se realicen tareas de mantenimiento, solamente se hace un recorrido por las vías, que no se hace todos los días. Si se necesitara 6 hs de mantenimiento, cómo hace para funcionar el metro de Nueva York las 24 horas”, comentó Ferraro.

“Vamos a insistir en esta iniciativa, más allá de los resultados que arrojen la consulta popular, en el debate parlamentario, tanto de recursos públicos como de la decisión política de parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, declaró el legislador de la CC ARI.

Desde el 2012 el legislador acompañó el proyecto de ley de extensión horario de subte con numerosas campañas en las redes que recibieron un amplio apoyo de los porteños.

De la misma manera se trabajó conjuntamente con la Defensoría del Pueblo porteña, que en el año 2015 envió un proyecto a la Legislatura para que el servicio empezara a funcionar antes y termine pasada la medianoche durante los días hábiles de lunes a jueves.

Si Buenos Aires pretende estar a la altura de las grandes capitales del mundo es prioritario que resuelva el tema de la extensión horaria de la red de subterráneo, ya que el horario de inicio y cierre que existe actualmente no corresponde con los existentes en esas capitales, ni tampoco con las necesidades de traslado que tienen los numerosos habitantes que la transitan por la Ciudad.