|

ATE Capital denuncia violencia laboral en el Ministerio de Trabajo

Los empleados del edificio de la Capital Federal de la cartera que conduce Carlos Tomada denunciaron maltratos y se manifestaron en la puerta del organismo para hacer el reclamo.

Diego Abu Arab, delegado Gremial de la Junta Interna de ATE, contó que el conflicto lleva más de un año y que “esta es una protesta más por el fin del acoso sobre los trabajadores de Sistemas del área de Trabajo, que son los que desarrollan el soporte informático de alguno de los planes más importantes que tiene el Ministerio, como el Plan de Jefas y Jefes”.

Así, describió la precarización laboral que hay en el Ministerio: “uno de los ejemplos es el de nuestros compañeros del área de sistemas, que desde hace ya un año, bajo la excusa de buscar una certificación de calidad sobre el área están implementando una tercerización del trabajo. Todas las personas que desarrollan software en el Ministerio, que son muchísimas y muy capacitadas, algunas con más de 15 años de experiencia, dejaron de hacer lo que venían haciendo y las degradaron a roles de simples lleva y trae dentro del esquema de sistemas. Mientras, tercerizan todo el desarrollo de los programas del Ministerio con empresas muchas veces subsidiarias de empresas internacionales. Ahí vemos también hacia dónde están llegando los datos del Estado”, señaló como muestra de una de las denuncias que hacen que es como se están delegando tareas y responsabilidades en consultoras privadas y “poniendo información sensible en manos de terceros.”

En este marco, un punto crucial es la denuncia que vienen haciendo contra la violencia laboral que se ejerce en el Ministerio, así como “las distintas jugarretas que les juegan a los compañeros”, dijo. “Vamos a salir a la calle, junto con otros sindicatos, porque a compañeros que trabajan acá hace 15 años los han indicado como trabajadores de ANSES y los quieren trasladar. Es un gran combo de precariedad”. A su vez sostienen que estos traslados compulsivos son una nueva muestra de violencia laboral que tiene por objetivo el vaciamiento del área para proceder a su tercerización mediante la contratación de consultoras.

“El trabajo digno empieza por casa”, dice Arab y cuenta que “los inspectores que tienen que salir a perseguir el trabajo no registrado, están precarizados y tienen contratos a término. Lo mismo pasa con los compañeros de mantenimiento y maestranza: son mas de 100 compañeros tercerizados y lo único que hace esta tercerización es esconder la relación laboral entre estos trabajadores con el Ministerio de Trabajo. Piensen que por ese servicio de limpieza el Ministerio de Trabajo pagará alrededor de 12 mil o 15 mil pesos por cada trabajador que presta servicio y los trabajadores se llevan 4.800 según la última paritaria. Entonces, el mismo Ministerio de Trabajo incumple con su propio convenio colectivo de trabajo y tiene al 70 por ciento de los trabajadores en situación de precariedad, un panorama paradigmático. Y esta situación se repite en muchísimos ministerios.

Los trabajadores del sector denuncian también prácticas sistemáticas de violencia laboral orquestadas por la Directora del Área, la ingeniera Mónica Alcibar y avaladas por las autoridades del Ministerio. “A la degradación de funciones, se suman los malos tratos, difamaciones, mudanzas compulsivas y demás prácticas de violencia laboral con las cuales buscan que abandonemos nuestro organismo. Sentimos mucha tristeza al ver la humillación que sufrimos a diario y que ya comienza a afectar la salud de muchos compañeros”.