|

Aumento de la indemnización para una mujer que se cayó y fracturó en una vereda enjabonada de Balvanera

Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario aumentó los montos indemnizatorios de una mujer que se cayó en una vereda enjabonada y rechazó el recurso de apelación interpuesto por la empresa HDI Seguros SA.

En julio del 2018 el titular del Juzgado N°13 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Guillermo Scheibler, hizo lugar parcialmente a la demanda de una vecina contra el consorcio de copropietarios del edificio ubicado en la avenida Rivadavia 3134 de Balvanera.

La demanda se originó porque en octubre de 2010, la demandante se resbaló y cayó en la vereda del edificio de la avenida Rivadavia que estaba enjabonada y, en consecuencia sufrió una fractura de la rótula de su rodilla izquierda.

En primera instancia, juez Scheibler señaló que “se encuentra debidamente acreditado que al momento del accidente sufrido por la accionante la vereda a la altura de Rivadavia 3134 se encontraba mojada y enjabonada, lo que da cuenta del incumplimiento por parte del propietario frentista de lo estipulado en la ordenanza 33.581”, la cual establece que “las tareas [de lavado y barrido] se efectuarán sin entorpecer ni molestar el tránsito de los peatones” y entre las 22 y 9 horas. “El consorcio frentista no arbitró los medios adecuados tendientes a asegurar la circulación de los peatones en la calzada que se encontraba bajo su guarda”, agregó.

El magistrado ordenó al consorcio y a HDI Seguros SA, aseguradora del consorcio de copropietarios responsable del frente, a pagarle 88 mil pesos a la denunciante como suma indemnizatoria en concepto de daño moral, incapacidad física sobreviniente, daño psicológico y gastos de movilidad, terapéuticos futuros y de medicamentos, ya que la mujer no podía ser intervenida quirúrgicamente dado la diagnosis que presentaba a nivel cardiovascular.

La medida fue apelada por la empresa HDI Seguros SA y Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario hizo lugar parcialmente al recurso de apelación presentado y aumentó los montos indemnizatorios por incapacidad sobreviniente y tratamiento psicoterapéutico. Además, confirmó la indemnización por daño moral otorgada en primera instancia y rechazó el recurso de apelación interpuesto por la empresa HDI Seguros SA,

El presidente de la Cámara, Esteban Centauro, aumentó el monto de la indemnización  a 104 mil pesos. Para ello, tuvo en cuenta las secuelas físicas padecidas por la mujer y relevadas por el perito médico, quien aseguró que «la lesión sufrida por la actora ‘Fractura conminuta de rótula de su rodilla izquierda´ le ha dejado como secuela una disminución en la flexión articular en su rodilla, por lo cual se le otorga una incapacidad parcial y permanente del 13 % de la TO y TV».

También consideró las conclusiones de la perita psicóloga, quien determinó que “la Sra. N.G. presenta signos y síntomas de una depresión reactiva al hecho de autos, que por el tiempo transcurrido (casi seis años al momento de la evaluación) adopta el carácter de crónico, por lo cual se indica la realización de un tratamiento psicoterapéutico, con un esquema de una sesión semanal y por un lapso de dos años”.

Por su parte, el camarista Hugo Zuleta adhirió al voto de su colega.