|

Avanza la recuperación del Luisa Vehil

La asociación civil que lleva adelante el teatro de Balvanera trabaja en un acuerdo con los herederos del edificio para comprarlo. En ese proceso estuvo muy involucrada la Mesa Promotora del Consejo Consultivo de la Comuna 3. Por Ximena González.

La asociación civil que lleva adelante el teatro de Balvanera trabaja en un acuerdo con los herederos del edificio para comprarlo. En ese proceso estuvo muy involucrada la Mesa Promotora del Consejo Consultivo de la Comuna 3. Por Ximena González.

El mes pasado, después de mucho tiempo de lucha en defensa de la cultura popular y comunitaria, el Teatro Luisa Vehil logró un principio de acuerdo con los actuales dueños del inmueble (familiares de Luisa D’Amico) de la Avenida Hipólito Yrigoyen 3133, que consiste contar con un plazo indefinido para recaudar los 310 mil dólares necesarios para la transacción. Este dinero lo juntarán a través de una campaña de crowdfunding, para la que solicitarán la ayuda de la comunidad. Esta resolución fue posible, en parte, gracias al trabajo articulado por el Consejo Consultivo.

Cecilia Layseca, miembro de la Mesa Promotora, le contó a Abran Paso que, cuando había peligro de que los desalojaran, Rubén Hernández Miranda, director del teatro y presidente de la entidad, se acercó al organismo para plantear su problema. En ese momento, en conjunto y asesorados por la vecina Ema Graziani, fueron a la Defensoría del Pueblo, a través de la cual llegaron a la mediación y al arreglo de las partes.

“Nos organizamos bastante bien, con una propuesta asesorada por profesionales. Ema Graziani, que es especialista en cuestiones inmobiliarias, fue muy importante porque fue una especie de mediadora particular, en representación nuestra, entre la asociación y los herederos, con la que sumado a la Defensoría y el abogado de la organización pudimos obtener un tiempo lógico de desenlace a esto que es resolver un derecho privado pero respetando el derecho público de la Cultura”, expresó.

A la vez que enfatizó: “Esto ya lo habían planteado antes, es cierto. Pero hay una diferencia que quedó muy clara, y es que gracias a que el Consejo Consultivo toma el tema como propio, en el sentido de promover que suceda eso, llega la nota a la Junta Comunal y es después que viene la presidenta a hacer una especie de acto en apoyo. Pero el problema estaba desde hace tiempo y nunca fue antes”.

En este sentido, Fabiana Puente, otra de las integrantes de la mesa, aclaró que es bienvenida la reunión con Silvia Collin. “Hubo una pizca de solución y después vino la foto y eso. Y está bárbaro, nosotros creemos que está buenísimo. Pero la realidad es que esta adhesión, este estado de alerta, se gestó en la asamblea. Los vecinos no podíamos creer que desaparezca un teatro así porque sí. Entendemos los intereses de los herederos, los intereses patrimoniales en todo sentido, que tienen que ver con el patrimonio en cash y con el cultural también. Se abrió un canal para buscar un resultado y después vino el interés de la Junta, y eso lo celebramos”, afirmó.

Todavía les queda un tramo muy difícil que es recaudar los fondos necesarios para realizar la compra y lograr que el teatro finalmente sea de la Asociación Civil que lleva adelante el Luisa Vehil, que quede para la comunidad y allí puedan realizarse espectáculos, talleres y todo tipo de actividades. A pesar de la complejidad, los vecinos están esperanzados y a la espera de que se lance la campaña de crowdfunding.