|

Basura: un acuerdo con gusto a poco

El legislador porteño Adrian Camps, analizó el arreglo entre Ciudad y Provincia por el destino de la basura de los porteños.
En el día de ayer el gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli y el Jefe de Gabinete porteño Mauricio Macri acordaron un proceso de reducción de la basura de la ciudad que implica la disminución de un 78% de la cantidad de residuos que la Ciudad envía a los rellenos sanitarios de la provincia de Buenos Aires en un plazo de 18 meses.
AdrianCamps, integrante de la comisión de Ambiente de la Legislatura porteña, evaluó de “positivos pero insuficientes” los acuerdos logrados, ya que no termina de quedar claro cómo se resolverá el inconveniente que implica el colapso de relleno sanitarioprevisto para julio de 2013 del basural de José León Suárez
En ese sentido, el diputado por el Partido Socialista Auténtico afirmó que, para cumplir con sus compromisos del año próximo, la Ciudad debería implementar en forma inmediata un programa intensivo para separar residuos en origen y apoyar la labor de las cooperativas de cartoneros. Sin embargo “el presupuesto dedicado al reciclado ha sido muy bajo comparado con el total del servicio de recolección ya que se han destinado de 50 a 60 millones de pesos para el primer caso, frente a los 1100 millones de pesos que se destina a la recolección”.
A su vez, para Camps “la reducción prometida por la ciudad está ligada a la construcción de las plantas de tratamiento de residuos húmedos -orgánicos- y áridos -escombros- cuya puesta en funcionamiento no podrá efectivizarse en el corto plazo”.
Pese a las objeciones realizadas por distintos legisladores, nadie niega el hecho positivo de haber abordado un tema urgnte y preocupante como es el de la basura. Habrá que ver si los tiempos de los políticos coinciden con el de la naturaleza.