|

Buscan frenar los abusos de las inmobiliarias

El legislador porteño Fernando Muñoz presentó una acción de amparo contra el Colegio que agrupa a las inmobiliarias de la Ciudad de Buenos Aires por excederse en el monto de las comisiones. “Deben devolver lo que cobraron de forma ilegal” aseguró. El movimiento Inquilinos Agrupados celebró la iniciativa y reclamó la creación por ley de la Defensoría del Inquilino. En la última década, la cantidad de porteños que alquilan aumentó un 10 por ciento.

 

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con una ley, la 2.340, muy clara y poco respetada, donde se establece que la comisión inmobiliaria no puede exceder el 4,15% del total del contrato, lo que representa poco menos de un mes de alquiler. Sin embargo, en la práctica, resulta sistemáticamente violada. En vistas a revertir esta situación, el legislador del Frente para la Victoria Fernando Muñoz tomó cartas en el asunto. “Presenté un amparo contra la “práctica ilegal” de las inmobiliarias de cobrar dos meses de comisión” explicó.

La medida fue respaldada por el Movimiento Inquilinos Agrupados. “Celebramos que las inmobiliarias deban dar explicaciones ante la Justicia. Tienen mucho que explicarle a los miles de inquilinos abusados por sus condiciones leoninas, sus aumentos especulativos, sus contratos ilegales y su especulación con un derecho básico como el de la vivienda” aseguraron a través de un comunicado donde describen los contratiempos que sufren miles de porteños que no pueden acceder a la vivienda propia.

“La situación que viven los inquilinos es preocupante, se les notifica unos días antes de la finalización del contrato de que no les renovarán el alquiler. En menos de un mes, deben juntar entre 15.000 y 20.000 pesos, buscar un inmueble por el barrio que tenga el mismo valor del actual, conseguir una garantía de familiar directo en Capital, tener recibo de sueldo por un valor mayor a los otros aspirantes a alquilar ese mismo departamento, dejar una seña y cruzar los dedos para ser seleccionados en un concurso por la vivienda. Una vez seleccionados se les imponen las peores condiciones; no hay forma de negociar nada: se pagan los meses de comisión que ellos deciden, contra la ley que ordena cobrar menos de un mes; se pagan los aumentos que ellos disponen, con frecuencias caprichosas, en contratos donde el inquilino se hace cargo de los arreglos de la casa, los impuestos y las expensas extraordinarias. Si hay atraso de un día en pagar el alquiler, se pagan los punitivos, además de sufrir los llamados amenazantes de la inmobiliaria”.
Crece el alquiler en la ciudad
La última Encuesta Permanente de Hogares que realiza la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad permitió cuantificar una realidad palpable: el crecimiento de la tasa de inquilinos. Mientras que en 2003 el 64,4% de los porteños era propietario y el 23,9% inquilinos, en 2014 el porcentaje descendió considerablemente: sólo el 54,7% son propietarios y el 32% restante, inquilinos (32%). Es decir que, en la última década, la tasa de inquilinos aumentó 10 puntos.

Los inquilinos, un actor político que toma fuerza
La problemática de la vivienda ha ido tomando fuerza en los últimos años, al calor de tomas de tierras y reclamos de urbanización de villas. Pero también de los miles que alquilan. “Los inquilinos nos estamos convirtiendo en un actor político de peso” asegura Gervasio Muñoz, de Inquilinos Agrupados. “Estamos organizados en la Ciudad, estamos develando el negocio ilegal de un puñado de grandes corredores inmobiliarios y estamos proponiendo soluciones legislativas. Las inmobiliarias conocen esta situación y se están inquietando, saben que algo se está gestando y que es cuestión de tiempo para que se termine la impunidad de su negocio ilegal”.

Ante esta situación Muñoz resalta la necesidad de que CUCICBA deje de ser el lugar al cual se dirijan los inquilinos para reclamar que se cumplan sus derechos. “Necesitamos la creación por ley de la Defensoría del Inquilino, para que el Estado se haga cargo de proteger a los inquilinos de los abusos de la corporación inmobiliaria” afirmó el dirigente. La historia reciente le da la razón: la acción de amparo que presentó Muñoz quedó habilitada en esta oportunidad ya que en dos ocasiones desde hace 90 días el CUCICBA se negó a dar información y cuando lo hizo fue ambigua. La tercera, ¿Será la vencida?