|

Cinco Años de resiliencia vecinal: La plaza Manzana 66 celebra su aniversario (podcast 🎧 y nota ✍️)

En una entrevista exclusiva con Alberto Aguilera, uno de los referentes del grupo de vecinos que lideró este proyecto, exploramos las sensaciones y repercusiones de estos cinco años de lucha y logros. Por Martín Bustamante.

Hace cinco años, los residentes de Balvanera escribieron un capítulo de resistencia y cambio en la historia de su barrio. La Plaza Manzana 66 nació como resultado de la movilización ciudadana, que impidió la construcción de un microestadio para eventos y logró la creación de un espacio verde público en una de las comunas con menor cantidad de áreas verdes por metro cuadrado.

Una Batalla Ambiental y Comunitaria

Alberto Aguilera destaca que la lucha no fue solo por una plaza, sino también por el ambiente. Balvanera se encontraba en la segunda peor comuna de la ciudad y enfrentaba la amenaza de un mega proyecto que buscaba instalar un estadio en lugar de un espacio público.

El grupo de vecinos propuso la creación de la plaza, una escuela, un polideportivo, el Conservatorio Manuel de Falla y un centro de jubilados. La victoria fue rotunda: una plaza sin rejas y un compromiso con el cambio positivo en el barrio.

El Éxito de Manzana 66: Más que un Espacio Verde

La repercusión de estos cinco años ha sido positiva, no solo entre los residentes de Balvanera, sino también en otros grupos vecinales y profesionales. Manzana 66 se convirtió en un símbolo de resistencia y cambio ambiental.

La plaza, sin escalones y semirrejas, se ha llenado de vida con una variedad de actividades y grupos comunitarios. Aguilera destaca la importancia de ocupar el espacio y la comunidad respondió con entusiasmo, marcando la diferencia en una zona que luchaba por mejorar.

Un Viaje desde la Plaza hasta el Pueblo Cultural Educativo

La historia de Manzana 66 no se detiene en la plaza. Aguilera comparte que el grupo de vecinos se ha involucrado en diferentes aspectos del barrio, desde hospitales hasta seguridad, convirtiéndose en un actor clave en diversas problemáticas locales.

Destaca la importancia de cambiar el barrio para mejor y menciona el proyecto del “Pueblo Cultural Educativo y Deportivo“, un esfuerzo continuo por transformar la comunidad.

Desafíos y Cambios en el Camino

El relato de Aguilera también incluye desafíos y enfrentamientos, como la resistencia ante proyectos de construcción y la defensa contra la corrupción que amenazaba la manzana.

El grupo de vecinos se mantuvo firme, incluso en momentos difíciles, destacando la importancia de la información y la visibilidad mediática en su lucha.

Convivencia y Desafíos Futuros

La convivencia en la plaza ha sido un desafío, pero Aguilera resalta que la clave está en el diálogo y la comprensión mutua.

La pandemia trajo nuevas dinámicas, como la proliferación de grupos de ejercicio, generando tensiones de espacio que deben abordarse con empatía y colaboración.

Además, destaca la necesidad de replantear el enfoque en seguridad, proponiendo comisarías específicas para género y un proceso de selección más estable para los comisarios.

Conclusiones y Perspectivas

Cinco años después de su inauguración, la Plaza Manzana 66 sigue siendo un faro de esperanza y cambio en Balvanera. La resistencia vecinal, liderada por Alberto Aguilera y su grupo, demuestra el poder de la comunidad para transformar su entorno.

A medida que enfrentan nuevos desafíos, el compromiso con un barrio mejor y el proyecto del “Pueblo Cultural Educativo y Deportivo” destacan la continuidad de una lucha que va más allá de la plaza, abrazando la diversidad y el bienestar de toda la comunidad.