|

¿Cinco siglos igual?

El martes 15 de enero, numerosas organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos se movilizaron desde Avenida de Mayo y 9 de Julio hasta la Casa de Formosa, donde se realizó un acto en repudio a los brutales ataques y asesinatos que sufren los originarios qom.
Los nombres del adolescente Daniel Asijak, encontrado en la ruta con traumatismo de cráneo la semana pasada, de Celestina Jara y su nieta de 10 meses, atropelladas en la ruta en diciembre de 2012, de Roberto López y Mario López, asesinados en medio del reclamo de tierras en noviembre de 2010 en Formosa, ilustraron las pancartas que encabezaron la marcha. También se recordó al niño Imber Flores del Chaco, asesinado a golpes el 5 de enero último, y a Mártires López, dirigente Qom de los pueblos originarios de Pampa del Indio, que murió luego de un supuesto “accidente” en la ruta en junio de 2011.

La movilización fue convocada por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. Participaron Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), agrupaciones estudiantiles, movimientos sociales y de trabajadores, junto a partidos políticos. Realizaron un acto frente a las puertas de la Casa de la provincia de Formosa, donde se leyeron las adhesiones.

A tan sólo un mes de la muerte de Celestina Jara y de su nieta, la semana pasada se produjo otra muerte inexplicable: la de Daniel Asijak, de 16 años. El joven fallecido es hijo de un conocido líder de la comunidad, cuñado de Félix Díaz. Iba en su moto por la ruta cuando apareció tirado. “Los médicos del Hospital Central de Formosa dijeron que el joven habría padecido una golpiza y que tenía fractura de cráneo producto de un fuerte golpe, probablemente provocado por un fierro”, explica el comunicado de la comunidad La Primavera, publicado por Félix Diaz.
Las comunidades PotaeNapocnaNavogoh (La Primavera) de Formosa y QompiNaqona’a, de Villa Río Bermejito, El Impenetrable, Chaco, entre otras, sufren cada vez más la violencia, el desalojo de sus tierras y el despojo de sus derechos como parte de una política implementada por los terratenientes de la zona y permitida por el gobernador de la provincia de Formosa GildoInsfrán, con la complicidad del gobierno nacional afirman los voceros del acto.

A su vez, los distintos oradores denunciaron la persecución que se está llevando a cabo en todo el país, contra aquellos que luchan por sus derechos, por tierras para trabajar, por vivienda, trabajo y salario digno y se aseguró que la única respuesta a esta política será la organización y la movilización popular, único camino para terminar con la persecución de los que luchan.