|

Críticas al programa educativo Adultos 2000

El servicio educativo estatal Adultos 2000 es un programa que pertenece al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y que es para cualquiera que quiera iniciar o terminar sus estudios secundarios. Hace unas semanas se anunció una virtualización del emprendimiento –lo que lo extendería a todo el país-, y nuevas posibilidades para jóvenes desde los 16 años. Un docente de la campaña que desde 1999 pasó a ser una oferta estable del Ministerio de Educación Porteño, Nicolás Camiñas criticó duramente la medida presentada y denunció irregularidades en torno. “Quizás lo lanzó para hacer para hacer campaña electoral”, dudó el maestro.


“Nos enteramos por una nota en el diario Clarín de que hubo un lanzamiento de un Adultos 2000 3.0, es decir un programa similar que logra que cualquier estudiante de cualquier rincón del país tenga la posibilidad de estudiar con nosotros a través de una plataforma virtual, algo que todavía no tenemos y por lo que venimos reclamando históricamente”, explicó el profesor en una entrevista realizada por la radio Frecuencia Zero, quien agregó que el anuncio “desconoce algunos artículos de la Ley Nacional de Educación, ya que dice que los chicos de 16 años pueden inscribirse cuando con esa edad pueden estar en la escuela y la Legislación lo permite sólo a partir de los 18”.
“Hay que ponerse en el lugar de un estudiante de esa edad, que tiene la posibilidad de terminar su secundario sin ir a la escuela o de asistir los cinco días a un establecimiento. Tal vez y ojalá haya muchos estudiantes que sigan eligiendo la modalidad presencial por lo importante que es la socialización tanto para los chicos como los jóvenes y adultos, de encontrarse día a día con sus compañeros y docentes, pero también va a haber quienes puedan pensar que es mucho mejor y más viable no ir a cursar y sentarse delante de la computadora”, reflexiono Camiñas en el programa Contragolpe.
“La gran preocupación que tenemos es que cuando nos reunimos con el director general de Educación, Maximiliano Gulmanelli, él públicamente nos dijo que la virtualización de Adultos 2000 se iba a hacer con o sin nosotros”, advirtió el docente, “y este lanzamiento claramente es el ‘sin nosotros’, porque nunca nos consultaron absolutamente nada, ni utilizaron nuestras instalaciones”. También aseguró que en Adultos 2000 poseen una estructura montada que es parte de la oferta escolar permanente desde hace 14 años.
“El accionar que estamos tomando para lo que queda del año y el que viene es ver la legalidad de esta nueva propuesta y también saber en qué medida vamos a tomar juego en ella”, declaró el educador.“Esto puede ser algo que conviva con nosotros hasta formar parte de nuestra estructura o puede pasar a ser una alternativa”, agregó.
“Creemos que la computación es buena en la educación, pero cuando es complementaria con el encuentro cara a cara con los profesores”, argumentó el entrevistado, quien adelantó que la iniciativa pone en riesgo un montón de fuentes laborales de las escuelas medias comunes y de adultos, no sólo en la Ciudad sino en todo el país.
Camiñas contó que cuando llevaron su reclamo en busca de una plataforma virtual para su programa, al principio les dijeron que lo harían pero no a través del departamento que se encarga de esas cosas en el Ministerio de Educación, sino a través de una empresa privada, Kuepa S.A y que una vez que empezaron tuvieron acceso al material de estudios y a algunas cuestiones de la base de datos de los estudiantes”.
En septiembre de este año los docentes se enteraron de que la misma compañía que iba a programar el servicio ofrece su propio bachillerato para adultos por 495 por mes y hasta es publicitado en Mercado Libre.“Hicimos una denuncia pública a través de los medios de comunicación, tuvimos algunas reuniones con el Gobierno y a partir de ese momento la empresa dejó de tener algún tipo de vinculación con Adultos 2000”, afirmó el docente.
“Tenemos alumnos del programa que han sido contactados por Kuepa para ofrecerles esta oferta de educación privada y también la sospecha de que en algún momento hubo docentes del programa contratados por el Estado que han atendido consultas de particulares. Una clara malversación de fondos”, denunció el maestro.“La empresa mantiene su bachillerato. Y nosotros no tenemos nada contra la educación privada, pero sí con que se malversen fondos”, añadió.
“Es la mercantilización de la educación, algo que no nos sorprende porque sabemos cuál es la lógica del Gobierno macrista y del neoliberalismo en general, pero sí que llegue a este punto de desfachatez de que uno pueda comprar el servicio por internet como si fuera un par de zapatillas”, concluyó.