|

El desafío pospandemia: La transformación de Balvanera en un gigante gimnasio al aire libre

Ante la pérdida de abonados en centros deportivos, las plazas y parques emergieron como populares centros de entrenamiento. Por Martín Bustamante.

La pandemia ha transformado radicalmente la forma en que concebimos y utilizamos los espacios públicos en Buenos Aires. Con la pérdida significativa de abonados en gimnasios, la ciudad se ha convertido en un enorme gimnasio a cielo abierto. Sin embargo, es imperativo repensar este fenómeno para lograr una convivencia armoniosa.

Cambio de Paradigma en la Actividad Física

En 2021, la Cámara de Gimnasios de la Argentina reveló que los gimnasios experimentaron una pérdida del 50% de su clientela durante la cuarentena. Aunque el número de abonados ha aumentado al 75%, se evidencia un cambio en la dinámica del ejercicio: plazas y parques se han convertido en populares centros de entrenamiento.

Desafíos y Necesidad de Regulación

Este nuevo escenario plantea desafíos que requieren una regulación efectiva. Aunque la actividad física al aire libre es beneficiosa, es necesario establecer normas para evitar conflictos con otros usuarios del espacio público. La normativa propuesta busca fortalecer la convivencia ciudadana, adaptándose a las necesidades específicas de cada área verde.

Equilibrio entre Bienestar y Patrimonio Público

Es fundamental equilibrar la promoción de la actividad deportiva con la preservación del patrimonio público y el bienestar de los vecinos. Este proyecto de ley aspira a crear reglamentos que permitan un uso eficiente y ordenado del espacio público, alentando el encuentro comunitario y fortaleciendo la salud pública.

Promoción de la Actividad Deportiva Responsable

La pandemia nos ha recordado la importancia de la salud y la vitalidad de la vida al aire libre. Sin embargo, el desafío reside en garantizar que estas prácticas no afecten negativamente la calidad de vida de quienes buscan otros tipos de recreación en las plazas y parques de la ciudad.

Visión Positiva y Adaptación del Espacio Público

Este proyecto propone una visión positiva: no se trata de desalentar la actividad al aire libre, sino de fomentarla mediante reglas que permitan una convivencia armoniosa de diferentes usos del espacio público. La calle y los espacios peatonales deben adaptarse a las nuevas dinámicas de la sociedad y convertirse nuevamente en lugares de encuentro ciudadano.

Transformación a Escala Humana y Compromiso Gubernamental

La transformación de la ciudad a escala humana implica una gestión eficiente del espacio público, promoviendo un equilibrio entre las necesidades de todos los ciudadanos. Ampliar el espacio para el ejercicio democrático es esencial para mejorar la calidad de vida y fortalecer nuestra democracia. La Argentina necesita un compromiso con el aumento de espacios públicos para promover la salud, el deporte y el encuentro ciudadano. En este desafío, los gobiernos desempeñan un papel crucial al planificar y gestionar estos espacios para el beneficio de toda la comunidad.