|

El dilema de las veredas y el espacio público (podcast 🎧 y nota ✍️)

Una respuesta oficial ante una demanda por la situación de las veredas generó el rechazo de los vecinos, quienes además advirtieron por el debate sobre el uso del espacio público. Por Martín Bustamante.

Alberto Aguilera, uno de los referentes de la red de vecinos de la Manzana 66 se refirió a las respuestas del gobierno local a los reclamos de los vecinos, especialmente en relación con el estado de las veredas y otros problemas en el espacio público.

Respuestas del Gobierno ante Reclamos Vecinales

Alberto revela las respuestas del gobierno a los reclamos sobre el deterioro de las veredas electorales. El gobierno atribuye la responsabilidad de mantenerlas a los frentistas, lo que genera descontento entre los vecinos.

Además, se discute cómo las veredas recién colocadas presentan problemas de despegue y deterioro, incluso tras solo unos meses de haber sido instaladas.

Preocupaciones sobre Espacios Públicos

Se destacan preocupaciones adicionales sobre la calidad de las rampas para discapacitados y las sendas peatonales. Se mencionan casos de rampas mal construidas y sendas peatonales peligrosamente sobrepintadas, lo que representa riesgos para la seguridad de los transeúntes y especialmente para las personas con discapacidad.

La conversación también se adentra en las controversias sobre el uso del espacio público, incluyendo debates sobre la regulación de los vendedores ambulantes y los operativos policiales contra el narcotráfico. Se destaca la necesidad de una regulación más efectiva y justa en estas áreas para garantizar la seguridad y el bienestar de la comunidad.

Desafíos con el Sistema Judicial

Plantea críticas al sistema judicial por la manera en que se manejan los casos relacionados con el narcotráfico. Se menciona un caso específico en el que los acusados fueron liberados con una fianza relativamente baja y con restricciones mínimas, lo que genera preocupaciones sobre la eficacia del sistema judicial en la lucha contra el crimen organizado.

Finalmente, subraya la importancia del compromiso ciudadano en la resolución de estos problemas e insta a los vecinos a mantenerse activos en la defensa de sus derechos y a trabajar en conjunto con las autoridades para encontrar soluciones efectivas y duraderas. En última instancia, es la colaboración entre la comunidad y el gobierno lo que puede llevar a mejoras significativas en la calidad de vida de todos los residentes de Balvanera.