|

“Las inmobiliarias recaudan un millón de pesos por día de manera ilegal”

Gervasio Muñoz, referente de Inquilinos Agrupados, aseguró que esto sucede porque no cumplen la ley 2340 de la Ciudad que prohibe cobrarle al inquilino más de un mes de comisión. Hoy organizan un festival en la puerta de la Legislatura para exigir la creación de la Defensoría del Inquilino.

En el Día Internacional del Inquilino, se realiza un festival en la puerta de la Legislatura que busca sumar apoyo en la pelea por la creación de la Defensoría del Inquilino, que permita terminar con los abusos de las inmobiliarias. “Los inquilinos tenemos que entender que nuestra situación no es transitoria y que tal vez alquilamos toda la vida, por eso tenemos que pelear por alquilar de foma justa” asegura Gervasio Muñoz, uno de los organizadores.

Tras un largo trabajo de difusión de derechos, asesorías legales gratuitas, propuestas legislativas y convocatorias abiertas a inquilinos, la organización se dispuso a organizar el Primer Festival de Inquilinos. “Se trata de una demostración pública de que los inquilinos estamos organizados y convencidos de que tenemos que avanzar en mejoras hacia nuestro sector, un sector profundamente castigado por la impunidad del mercado inmobiliario y por la falta de políticas del Gobierno de la Ciudad” aseguran a través de un comunicado. Se refieren al proyecto 3381/14, que establece la creación de la Defensoría del Inquilino, un organismo público que funcionará en el ámbito de la Defensoría del Pueblo y que se encargará de asesorar, proteger y elaborar políticas públicas para los inquilinos, un lugar institucional desde el cual avanzar. “Se trata de un proyecto que, si bien fue presentado hace casi un año, todavía no recibió tratamiento en Comisión” aseguran. “No nos llama la atención que la Comisión de Vivienda no le haya dado tratamiento a la Defensoría del Inquilino. Es una actitud coherente con las políticas del Gobierno de la Ciudad. Un gobierno de inmobiliarias y constructoras, que no le interesa ponerle freno a la ilegalidad y la impunidad del nefasto mercado inmobiliario”.

Un ejemplo de ello es el incumplimiento de la Ley 2340 de la Ciudad, aprobada en 2007, donde se prohibe que las inmobiliarias cobren al inquilino más de un mes de comisión. “Sólo haciendo cumplir esta normativa estaría bajando la rentabilidad en negro del mercado inmobiliario en un millón de pesos por día” asegura Muñoz.

En ese sentido, los reclamos se centran, no sólo en hacer cunmplir las leyes que ya fueron aprobadas sino en que el monto del alquiler por mes no se lleve el 40% de un salario, ya que en muchos casos se paga lo mismo que saldría una cuota de un crédito hipotecario; y por otro lado estirar el plazo de alquiler de dos a tres o cuatros años, para garantizar la estabilidad de una familia en un barrio. “Tenemos que dar esta discusión, más allá que hay una discusión más de fondo que es la propiedad de la tierra” reconoce Muñoz, quien aporta un dato bien gráfico: el grupo IRSA construyó la mitad de la superficie de la Ciudad de Buenos Aires hacia arriba.

El panorama de aquel que busca un hogar para alquiler es muy desfavorable. Sin embargo, Muñoz se muestra más esperanzado. “El escepticismo pasa porque el inquilino cree que su condición de inquilino es transitoria, y vamos a un modelo que marca que no es tan transititoria esa condición, de hecho ya hay familias que alquilaron toda la vida. Por eso tenemos que pelear por alquilar de foma justa”.

El festival de esta tarde, sin duda, es un paso en esa dirección. “Sabemos que nos enfrentamos a grandes intereses económicos. Sin embargo, la lucha que estamos llevando a cabo está preocupando al usurero mercado inmobiliario. Es en este momento que debemos redoblar nuestro esfuerzo y hacernos escuchar más fuerte que nunca”.