|

EVITA TIENE SU PROPIA ESTACIÓN DE SUBTE

 

La Legislatura aprobó la ley que denomina Plaza de los Virreyes – Eva Perón a la estación de subterráneos de la Línea E que solo llevaba el nombre de Plaza de los Virreyes. La ley alcanzó 53 votos positivos. Será la primera estación que llevará el nombre de una mujer.

El despacho llegó de la comisión de Cultura y en una parte de sus fundamentos se afirma que “Eva Duarte de Perón ha sido una de las mujeres que más ha trabajado por los derechos de la mujer y por las reivindicaciones sociales y políticas. Su historia y su protagonismo han dejado una gran impronta en la historia argentina”.

“Es emblemático denominar a una estación de subte por la que miles de trabajadores pasan diariamente con el nombre de Eva Perón que tanto significó para la historia argentina como símbolo de las reivindicaciones de nuestro pueblo. Es la primera estación que lleva el nombre de una mujer. Como decía Eva el peronismo es mucho más que un partido político, es la causa de los humildes. Y ese es el camino en el que está la Argentina, el de favorecer a los más humildes por los que Evita dio su vida”, destacó la diputada Caludia Neira, autora del proyecto.

La legisladora del Frente Para la Victoria aprovechó la ocasión para cuestionar la gestión del subte a cargo del Jefe de Gobierno, “se trata de una línea muy golpeada, donde el deterioro es tremendo, recibe menor cantidad de inversiones, quizas el nombre de Eva Perón sirve para que le recuerde a las autoridades del Gobierno de la Ciudad la necesidad de poner más dinero.

¿Por qué se mantuvo la denominación Plaza de los Virreyes? “Fue nuestra intención eliminar la denominación Virreyes pero entendemos las reglamentaciones que lo impiden”, afirmó Claudia Neira en la sesión. “En el mismo sentido se pronunciaron los vecinos que participaron de la audiencia pública. Pero consideramos que el texto que se pone a votación refleja nuestra propuesta”, agregó la diputada. Los proyectos de Ley que implican modificaciones en la traza urbana requieren una doble votación. Luego de la primera aprobación en el recinto se debe hacer una audiencia publiva en la cuál los vecinos participan de manera libre y voluntaria para hacer sugerencias para su sanción definitiva en de nuevo en el parlamento porteño.