|

Federación en debate

La organización que nuclea a los estudiantes de la Universidad de Buenos Aires es objeto de múltiples conflictos que llegaron a las calles del microcentro porteño.

Luego de estar cuatro años sin lograr la cantidad necesaria de delegados que garantice el quórum necesario para celebrar un congreso que renueve a su Comisión Ejecutiva, un sector de representantes estudiantiles decidió autoconvocarse para realizar su propia elección.

El Congreso “autoconvocado” fue impulsado por las agrupaciones y delegados estudiantiles afines a la conducción de la Universidad. Muchos de ellos cercanos a la UCR de la Capital Federal. Las agrupaciones y dirigentes vinculados a espacios políticos populares, de izquierda y kirchneristas desconocieron el evento y advirtieron que no lograron juntar los 66 delegados que se necesitan para que tenga quórum. El espacio se compone con 130 delegados.

“El Congreso fue convocado por las fuerzas aliadas al macrismo y al rectorado de Franja Morada y Cambiemos. Nosotros hicimos una reunión con 65 delegados de todas las facultades que no dieron quórum. Por lo tanto no hay forma de que ese congreso tenga la cantidad necesaria para sesionar. Es obvio que ellos trucaron los delegados. En este contexto de desguace de la educación no quieren que los estudiantes contemos con nuestras herramientas de organización”, destacó el presidente del Centro de Estudiantes de Arquitectura y Diseño, Lucas Orzábal, en dialogo con Abran Paso

Los estudiantes que rechazaron la autoconvocatoria intentaron tomar la sede del Rectorado de la Universidad de Buenos Aires, tratando de impedir que se lleve a cabo la reunión del Consejo Superior, que convalidaría el resultado de las elecciones desarrolladas el último sábado.

En esos comicios, el Frente Reformista había logrado la victoria luego de 17 años de hegemonía de los partidos de izquierda, que presentaron denuncias de fraude. Esto fue impedido por efectivos de la Policía de la Ciudad.

Tres oficiales de la fuerza policial porteña recibieron golpes y fueron atendidos con diagnóstico de politraumatismos. En la causa caratulada como “Usurpación y Lesiones”, intervino el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 1, a cargo de la Dra. María Servini.

Debido  a los incidentes desarrollados, el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires inició un sumario para evaluar la actuación del personal policial ante la denuncia de represión por parte de los estudiantes.

El Consejo Superior de la UBA reconoció el Congreso autoconvocado, pero nada parece indicar que los conflictos no volverán a manifestarse. Una salida posible sería realizar un nuevo congreso que reúna a los delegados que sean electos durante las elecciones universitarias a realizarse en los próximos meses.