|

Fuerte rechazo al Operativo Aprender en los barrios de la zona sur de la Ciudad

Los sindicatos docentes de la Ciudad de Buenos Aires consideraron la Evaluación Nacional Aprender con las que el Ministerio de Educación Nacional intenta evaluar los niveles de aprendizaje de las primarias y secundarias de todo el país como un fracaso.

Según la Asociación Docente ADEMyS en la Ciudad de Buenos Aires se registró un masivo rechazo al Operativo de Evaluación Aprender 2016 que el Gobierno intentó llevar adelante. Toda la comunidad educativa manifestó su oposición: las familias no enviaron a sus hijos a la escuela para que no sean evaluados -se registró un alto nivel de ausentismo-; los docentes adhirieron a un quite de colaboración, los estudiantes boicotearon las pruebas mismas, se negaron a responder y se manifestaron haciendo sentadas e incluso tomando escuelas.

Ademys fue el único sindicato de la Ciudad que llamó a rechazar todo tipo de evaluación externa y convocó a la docencia a desplegar un boicot activo.

En los barrios Flores Sur, Parque Chacabuco y Caballito, Villa Soldati y Pompeya los niveles de ausentismo entre 6º y primaria alcanzaron el 80%. En otros como La Boca, la cantidad de alumnos que no asistió a clase para realizar la evaluación alcanzó el 50 %.

“La respuesta no fue sólo por parte de los docentes, sino también de las familias” expresa el secretario general de ADEMyS, Jorge Adaro en diálogo con Abran Paso.

“El fracaso de la evaluación quedó demostrado en la fuerte presión que se hizo desde los medios vinculados al oficialismo” analiza el dirigente docente.

Desde temprano múltiples medios reflejaron el éxito y la buena predisposición para con el Operativo Aprender y muchos cuestionaron a los docentes y alumnos que “no aceptaron ser evaluados”.

Adaro cuenta cómo abordaron este debate. “Hay una crisis que no se puede negar. Nosotros no discutimos la evaluación en si misma, el tema es si sirve esta herramienta y cuál es la finalidad. Cuando el Ministro de Educación dice ‘Si una escuela hace un esfuerzo y una buena evaluación podrá disponer de medios para hacer una biblioteca y para resolver distintas cuestiones” queda claro que se trata de generar un sistema de premios y castigos. Además en todos los lugares que se aplicarán sistema de ranking primero se realizó una evaluación de estas características”.

Es difícil preveer cuales serán las consecuencias de esta iniciativa, pero lo concreto es que salieron a la luz múltiples irregularidades que muestran distintas formas de abordar la crisis educativa.