|

Incidentes en la elección del nuevo rector de la UBA

Mientras adentro del anexo del Congreso Nacional la Asamblea Universitaria de la Universidad de Buenos Aires (UBA) elegía como rector al decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Alberto Barbieri, con 146 votos a favor de los 236 asambleístas presentes, afuera del recinto los estudiantes movilizados se enfrentaron con la Policía Federal porque a más de veinte de sus delegados acreditados no los dejaron ingresar. La presidenta de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), Martha Linares, también representante de la mayoría estudiantil, se quejó porque dentro del edificio hubo “consejeros que son de la minoría que efectivamente pudieron entrar”.

“La Policía tiró gases y balas de gomas que hicieron que las columnas de estudiantes se replieguen. Es más que seguro que un gobierno democrático no necesitaría defenderse con un vallado policial y con una represión a los estudiantes”, manifestó la dirigente. “Quedamos afuera del órgano de discusión, sin saber por qué porque fuimos convocados, y por lo tanto no somos representados por ellos”, planteó.
“La candidatura de Schuster avala una Asamblea antidemocrática”, aseguró Linares sobre el otro candidato a autoridad máxima de la UBA, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Federico Schuster, quien obtuvo 44 sufragios y a quien apoyaban Filosofía y Letras, Ciencias Exactas y las agrupaciones que defienden al Gobierno Nacional. La estudiante también aseguró que “La Franja Morada, el kirchnerismo, UNEN y la Unión Cívica Radical (UCR), están aliados en el apoyo a Barbieri”.
“Nuestra pelea sigue siendo la reforma del estatuto en función de tres puntos mínimos que son: aumentar la mayoría estudiantil, voz y voto para los no docentes y la construcción de un claustro único docente”, explicó la presidenta de la FUBA en una entrevista realizada por la radio Frecuencia Zero.“Es interesante y desafiante poder instalar un debate en todos los actores de las trece facultades para definir cuál es la mejor forma de construir un gobierno universitario que sea más democrático y exprese de manera genuina cuál es la orientación que queremos darlea la UBA”, afirmó.
“No creemos que la universidad esté de acuerdo en avalar a través de una auditoría la intervención del INDEC ni con recibir fondos de la minería contaminante de La Alumbrera”, cuestionó Linares. Además agregó que “el mismo (ex decano de Ciencias Veterinarias y rector de la UBA Rubén) Hallú reconocía que había que reformarlo”, y que los diferentes proyectos presentados por ellos “fueron cajoneados”.
“En la elección de 2009 nos dejaron ingresar nos hicieron atravesar cuatro vallados policiales en los que sufrimos provocaciones y hasta llegaron a pegarle a compañeros”, denunció la dirigente, quien también recordó que tienen a “estudiantes sumariados por la actual decana de la Facultad de Filosofía y Letras, Graciela Morgade, por motivo de la lucha que dieron por la democratización”, en 2005.
“No sólo estamos en desacuerdo con la Asamblea antidemocrática sino que además el futuro rector es reconocido por ser uno de los máximos exponentes de la mercantilización de la educación y de hecho tiene una causa judicial abierta por la UBApor utilizar la infraestructura de la Facultad de Ciencias Económicas para sus negocios”, aseveró Linares en el programa Código de Barras.
Una de las principales críticas de la FUBA a la conducción de la institución es la acreditación de las carreras a la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU). “Se ha continuado trabajando con el organismo estipulado por la Ley de Educación Superior menemista, lo que significa que se igualan nuestros títulos de grado con los de las demás universidades privadas, algo que nosotros entendemos como la renuncia a la autonomía universitaria”, criticó al respecto la presidenta.
“Hace poco hubo un levantamiento estudiantil en La Rioja con 50 mil personas en la calle que queda como una de las movilizaciones más masivas de la historia de la provincia. Su reclamo fue por un proceso estatuyente y nosotros pedimos exactamente lo mismo”, comparó Linares. Cuando el periodista que la entrevistó le preguntó a raíz del testimonio por qué no había una convocatoria similar por parte de ellos, la activista aseguró que la elección se dispone para hacerse en esta fecha porque “todos los estudiantes preparan finales”, y sumó como argumento que “muchas facultades están divididas en tres o más sedes”, y que “esto está hecho adrede para separar a los estudiantes”.
“Los riojanos decían que es imposible que un sistema se reforme a sí mismo. La Asamblea Universitaria sigue ganando y gobernando porque tiene una mayoría automática, que es construida en el claustro profesoral; una casta que está haciendo negocios hace años”, analizó la presidenta de la FUBA.“Es imposible que ese mecanismo generé una alternativa en la vida universitariaNo se va a transformar en democrático de repente”, concluyó.