|

Jardín del Ramos: una mudanza apurada y la esperanza judicial

Este miércoles, comenzaron las clases en la Escuela Inicial de la Plaza Manzana 66 ubicada en Catamarca y Moreno. La postergación de dos días del inicio del ciclo lectivo se debió a que no estaban dadas las condiciones edilicias en el establecimiento.

La comunidad educativa denuncia que la escuela de la Manzana 66, donde mudaron a los alumnos, del Jardín del Hospital Ramos Mejía (Venezuela 3158) sigue sin estar en condiciones y esperan que la Justicia termine de fallar a favor de reabrir el Jardín del histórico edificio del Hospital Ramos Mejía.  

Consideran que en el establecimiento hay “una obra en construcción, no una escuela” y que el Ministerio de Educación de CABA inició las clases en obra. La mayoría de las familias no llevó a sus hijos al establecimiento por la inseguridad que les genera. Esto fue plasmado ayer en un acta sin perjuicio de perder la vacante. También, aseguran que gente del Ministerio filmaron y fotografiaron a los niños, sus familias y docentes que protestaban, y se negaron a identificarse.

Integrantes de la Red de Vecinos Manzana 66 Verde y Pública sostuvieron: “Así inauguró Horacio (Rodríguez Larreta) el jardín que conseguimos los vecinos, una escuela en obra, con generador, chapones, sin aire acondicionado, sin ascensor (…) lamentamos que hayan convertido nuestro proyecto en esto, arriesgando a los chicos”.

En este contexto, ayer el juez López Alfonsín emitió una medida cautelar que ordena al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a reparar el edificio escolar del Jardín del Ramos: el texto dice “Que arbitre los medios necesarios a fin de que el edificio de la calle Venezuela 3158 cumpla con la normativa de seguridad pertinente”, y agrega: “La efectivización de esta medida deberá ser informada directamente a este Tribunal en el plazo de diez (10) días”.

La Multisectorial por el Jardín del Ramos Mejía emitió en un comunicado que: “Este fallo agrega el perjuicio a la comunidad educativa debido al no inicio de clases el 2/3/2020 dado que la Escuela a la cual mudaron compulsivamente el Jardín, aun no está finalizada. Con esta realidad debe dictarse esta medida cautelar. Realidad que nos encuentra con la Escuela N°6 D.E. 6 cerrada por el GCBA (edificio de Venezuela) y otro establecimiento sin habilitar hasta la fecha por la propia demandada (edificio de Catamarca) y con el ciclo lectivo 2020 ya iniciado”.

Se trata del mismo Juzgado que, en el año 2019, ordenó la apertura de la Sala de Lactario de la misma institución que se pretendía cerrar. En ambos casos, la lucha de la Comunidad Educativa fue la clave para impedir que el Gobierno porteño avance contra el derecho a la educación.

El gremio Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) reflexiona sobre el fallo: “De esta manera, se cae el principal argumento del Ministerio de Educación que apelaba a la falta de seguridad de ese edificio para justificar su traslado a la “Manzana 66”, lo cual operaba como un cierre encubierto. La medida judicial destaca el contexto de “falta de vacantes” en la Ciudad de Buenos Aires y constituye una respuesta urgente para garantizar un derecho que de otra forma sería conculcado por la gestión de Rodríguez Larreta”.

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación “celebramos la decisión judicial y convocamos a movilizarnos a la Legislatura de la Ciudad, mañana jueves, para exigir el aumento del presupuesto educativo que es la solución de fondo para generar vacantes para todos las niñas, niños y adolescentes como lo establece la Constitución porteña”.

Dado todas las irregularidades que están ocurriendo, el próximo viernes 6 de marzo, desde las 10, habrá una inspección ocular en la escuela de la Plaza Manzana 66 a cargo del juzgado de López Alfonsín.

Para la comunidad educativa ésta es una decisión previa a la reapertura de Venezuela 3158. “Si no, para qué le pide al Gobierno que ponga en condiciones el edificio como para que haya clases”, dicen integrantes a este medio.

De esta penosa forma el Gobierno de la Ciudad dio comienzo a las clases en la escuela de Plaza de la Manzana 66 y cerraron las puertas del Jardín del Ramos. Los vecinos, familias, docentes y trabajadores seguirán luchando para que pronto estén los dos establecimientos educativos abiertos a la par en Balvanera.