|

Justicia de clase

Policías absueltos y dirigentes sociales a juicio. A días de cumplirse cuatro años de la toma del Parque Indoamericano en reclamo de viviendas, la injusticia avanza y las soluciones habitacionales siguen brillando por su ausencia. 

El miércoles 15 comenzó el juicio contra los dirigentes sociales Diosnel Pérez Ojeda, del Frente Darío Santillán y Luciano Nardulli, de la Corriente Clasista y Combativa, quienes fueron procesados por el delito de usurpación en el marco de la protesta social del Parque Indoamericano en diciembre del 2010, en la cual se reclamaba por el cumplimiento de derechos constitucionales.
El doctor Nicolás Tauber, abogado de los acusados, afirmó que en el inicio del juicio declararon ocho testigos, todos policías, y ninguno pudo hacer ninguna referencia o vincular a ninguno de los dos imputados. “Y no lo van a poder hacer porque es falso. Ellos no organizaron la toma, lo que sí hicieron es presentarse, como hicimos muchos que nos presentamos el 7 de diciembre cuando se dio la toma del parque y los dos gobiernos respondieron con un dispositivo policial muy importante para desalojar el predio, para lograr una salida política a esa situación y que no sea la represión porque temíamos que pudiera haber gente que resultara asesinada, lo cual luego sucedió con Rosemary y con Bernardo Salguerio. De ahi que ellos aparecen en los hechos y se ponen a trabajar para que haya una salida politica al problema de la vivienda y a su vez que haya justicia por los asesinatos”.

La noticia del inicio del juicio causa sorpresa ya que en diciembre pasado la jueza María Gabriela Lopez Iñiguez había definido que ambos referentes no cometieron delito alguno en la toma ocurrida en el Parque. Sin embargo, el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, por intermedio del fiscal Luis Cevasco, apeló la decisión de la jueza y dio pie a una continuidad del proceso judicial.

 

Un justicia que avanza solo en una dirección

“En estos cuatro años no se construyó ninguna de las viviendas que se habian comprometido ciudad y nacion, y todos los policias acusados fueron absueltos” advierte el abogado. “Y está comprobado que bernardo salguerio y rosemary chura puña fueron asesinados por balas policiales que salieron de itacas que portaban efectivos de la Metropolitana, y esta individualizado el grupo que operó en el lugar donde fueron asesinados ambos, que son dos lugares distintos y con una hora y media de distancia, fueron absueltos. Y esta probado que los jefes del operativo, que eran de la Federal, no cumplieron con sus obligaciones ya que habían dado orden de que no haya un solo disparo y se documentaron 581 disparos de armas de fuego. Sin embargo no hay ningún policía procesado luego de 4 años, ya que fueron sobreseídos los policías federal, o por falta de merito en el caso de los efectivos de la Metropolitana, porque la cámara consideró que no estaba probado quien había disparado concretamente. Lo llamativo es que sí estamos en juicio oral con dos militantes que lo único que hicieron fue tratar de que no se reprima y que se de una solución política al problema de la falta de vivienda que sigue estando hoy, no es que lo inventaron ellos” explica.

El planteo de Tauber y la denuncia es acopañada por una gran cantidad de organismos de Derechos Humanos y de abogados. Desde la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia manifestaron que “es sumamente preocupante que ante un grave conflicto social como es la lucha por el acceso a una vivienda digna por parte de las poblaciones más segregadas de nuestra ciudad, la respuesta institucional sea la criminalización de la protesta social y la persecución penal de quienes buscaban genera caminos de solución al conflicto, mientras que las promesas de soluciones habitacionales realizadas en ese momento por el Gobierno de la Ciudad y el Estado Nacional se mantienen incumplidas” y se sumaron al reclamo por la absolución de Diosnel Pérez Ojeda y Luciano Nardulli, “quienes fueron criminalizados por exigir el respeto de los derechos que el Estado incumple”.