|

La Ciudad presentó el Presupuesto 2015

“Lo más destacable es el superavit primario, que le deja a la Ciudad 13 mil millones de pesos para inversión en obras públicas” afirmó el Ministro de Hacienda Nestor Grindetti. Críticas a la suba de ABL y al monto destinado a Vivienda.

En cumplimiento de la Ley N° 70 el Ejecutivo porteño envió a la Legislatura el proyecto de asignación de recursos para gastos de todas las áreas del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires que fue calculado en $ 85.098 millones. La cifra supera por varios millones al presupuesto de este año, que es de $ 59.500 millones más $ 3.162 millones agregados en junio mediante una ampliación.
Si se analiza el destino de la cifras, de los 85 mil millones de pesos proyectados de recaudción, el 60 por ciento será destinado a los servicios sociales. Sin embargo, el dato más relevante para el propio ministro son los 13.600 millones de pesos de superavit que “serán destinados a la extensión y renovación de la flota del subterráneo para las líneas H, B y D, así como $ 300 millones en la construcción de nuevas terminales del Metrobús y $ 32 millones en nuevas bicisendas”

Inflación y dólar
Dos datos a tener en cuenta a la hora de conformar y de analizar el presupuesto son el dólar y la inflación. En ese sentido, en el cálculo realizado por el Ministerio de Hacienda se prevé una inflación del 28 por ciento y un tipo de cambio de 12,5 pesos lo que marca una diferencia importante frente al dólar promedio de 9,45 calculado en el Presupuesto Nacional. “La inflación la medimos con un índice propio que en los últimos meses da cerca del 40%, pero para el año que viene proyectamos un menor porcentaje porque detectamos un caída de la actividad económica que ya la estamos viendo ahora a traves de la recaudacion de impuestos” explicó Grindetti.
En ese marco, la escalada inflacionaria que proyecta la Ciudad volverá a recaer sobre sus habitantes a través, por citar un ejemplo, del ABL, que registrará subas de hasta el 30%. “La inflación lamentablemente afecta todo. El Estado tiene que pagar salarios a los maestros, comprar comida para los comedores, y lo que nos pasa en la vida privada también le sucede al Estado, por eso tiene que incrementar sus ingresos” justificó el Ministro quien afirmó que en el caso del ABL, el aumento no es decisión del gobierno porteño sino de la Legislatura, quien ya en 2011 votó incrementos anuales. En ese sentido, Grindetti resaltó que en el aumento proyectado para el 2015 el impuesto se “morigeró bastante, con un techo del 30%, por debajo de la inflación”.
Uno de las proyecciones mas criticadas por la oposición es el gasto destinado a resolver las necesidades habitacionales, que representa sólo el 0,9 por ciento del presupuesto. “Cada año el porcentaje del presupuesto total destinado a viviendas viene disminuyendo bruscamente. En 2008 era de 3,8 por ciento. En 2014 fue de 2,1 por ciento y para el año que viene pretenden que sea de 0,9 por ciento”, afirmó la legisladora Laura García Tuñón, en el diario página/12.
La cifra preocupa cuando en simultaneo se conocen informes que indican que casi la mitad de los porteños no tiene casa propia.
Por lo pronto, el presupuesto comenzará a debatirse en comisión con la presencia de los Ministros y se prevé su aprobación antes del 10 de diciembre.