|

La Comuna anuncia arreglos en Manzana 66

Iniciará una puesta en valor del sector infantil en la Plaza de los Vecinos y arreglará la zona verde. Hubo problemas de riego por una falla del proveedor eléctrico. Por Facundo Richter.
El área infantil será objeto de un mantenimiento esperado por meses.

Iniciará una puesta en valor del sector infantil en la Plaza de los Vecinos  y arreglará la zona verde. Hubo problemas de riego por una falla del proveedor eléctrico. Por Facundo Richter.

Los fusibles de las luces de la plaza estuvieron desaparecidos durante una semana y aún no se pudo recuperar el servicio  completamente. La Red de Vecinos Manzana 66 informó en un comunicado la falta de riego de la flora circundante y el robo de las nuevas plantaciones.

“Edesur no habilitó la totalidad de la energía, por eso no anda la bomba de riego y se da agua con el camión cisterna. Ustedes saben que esta plaza nos costó mucho, conseguimos una Junta Comunal que escucha nuestros reclamos y con poco estamos consiguiendo que quede mejor, les pedimos un poco más de paciencia y sepan que estamos controlando los arreglos”, cuenta Alberto Aguilera de la Red de Vecinos Manzana 66.

Además, dice que espera una solución para que la Comuna ponga los árboles que faltan. En el área infantil ya pusieron un tobogán y sacaron los “rompenucas” de cemento que dejaron infantes accidentados.

Silvia Collin, presidenta de la Junta Comunal 3 comenta: “Lo que vamos a hacer con el sector de juegos infantiles va a ser un arreglo, una puesta en valor y no una construcción a nuevo como fue lo que hicimos en la plaza Primero de Mayo”.

“Esta semana se sacarán los asientos de concreto, se colocará otro tobogán, se reemplazará la loma por un sube y baja y estamos a la espera de repuestos para la calesita con accesibilidad”, agrega.

El espacio de juegos permanecerá cerrado hasta que terminen la refacción.

Respecto al riego, confirma que Edesur solo habilitó una fase eléctrica para los postes de luz, por eso no pueden activar las bombas de riego, mientras tanto se hace manualmente con una cisterna a dos turnos por día.

Momento en el que se colocaban los plantines que luego desaparecieron.

Collin observa que sustrajeron algunas plantas y las repondrán cuando se normalice el riego pero mallandolas para intentar evitar otros desmanes.

La tierra está removida y se nota la ausencia de casi toda la plantación.

Caminos del deseo

El Gobierno cotizó en más de $59 millones la construcción del predio deManzana 66. Pedro Siquier, artista, no urbanista, donó el diseño de figuras geométricas para la parte verde bajo una licencia Creative Commons. Apenas se abrió, los vecinos marcharon sobre ella y marcaron en el suelo las “líneas del deseo” (desire paths) que solo pueden mantenerse por su uso constante, caminos creados por la multitud, pasos que unen el punto donde uno comienza y donde uno añora llegar.

Erika Luckert en su ensayo “Dibujos que hemos vivido”. Las “Desire Lines” son dibujos que hacemos con nuestros cuerpos, una manera de relacionarnos con el espacio más corporal que intelectual.

Las curvas que propuso el diseño original, sin consulta a los vecinos, son una propuesta de paseo que mayoritariamente fue reemplazada por rutas más humanas e inmediatas; llegar rápido en línea recta y salir. Los creadores nos dijeron que estamos sobre suelo permeable  pero sorprendentemente estos caminos se enlodan fácilmente.

$59 millones después, los perros y las personas pisan los retoños de arbustos que insistentemente vuelven a plantar en los mismos parterres redondos. La comuna reemplaza los solados de piedra enresinada con caminos de gardenblocks volviendo a la fórmula Siquier que no es urbanista, ni basó su obra en un estudio de caminabilidad.

¿Algún día los caminos del deseo coincidirán con el espacio público?