|

“La mesa de diálogo es muy prometedora”

Gloria Llopiz Ortiz, integrante de la ONG Buenos Vecinos BA, se manifestó esperanzada con la asamblea entre comerciantes, vendedores ambulantes y vecinos de Once, pero también expresó que le preocupa la voluntad política del Gobierno de la Ciudad para efectivamente llevar a cabo las medidas acordadas.

Gloria Llopiz Ortiz, integrante de la ONG Buenos Vecinos BA, se manifestó esperanzada con la asamblea entre comerciantes, vendedores ambulantes y vecinos de Once, pero también expresó que le preocupa la voluntad política del Gobierno de la Ciudad para efectivamente llevar a cabo las medidas acordadas.

De la reunión entre los principales actores del debate por el espacio público de Balvanera (Comuna 3), organizada y coordinada por comuneros, se pensaron acciones para encontrar una solución a la problemática. En este sentido, Gloria aseveró que se siente contenta por ser parte de la mesa y que es muy prometedora, pero advirtió que no ve que haya intención política para concretarla.

“Creo que todas las partes que estábamos en la mesa queremos lo mismo, vivir tranquilos, un espacio para cada uno. La propuesta es que mientras preparan los galpones para los vendedores ambulantes, para que se vuelvan unas galerías donde haya hasta lugares de gastronomía y demás, ellos vayan a la Plaza Miserere. De esa manera, se ordenaría el tema del espacio público. No tendrían que estar tirados por distintos lugares y corriendo cada vez que viene la policía, que hace su trabajo”, explicó.

Y agregó: “Hay algo que algunos vecinos no terminan de entender y es que los manteros no pueden desaparecer de un plumazo, porque habría que darle soluciones desde los gobiernos, desde los planes de trabajo. Entonces, lo que hay que hacer es juntarse y pedir a quien tiene que reorganizar, que es el Gobierno y los ministerios que correspondan. Ya sucedió esto hace algunos años, pero la solución que buscaron fue momentánea, no resolvió nada. Nosotros apoyamos un montón en ese momento la creación de los galpones pero la verdad es que terminaron siendo dos ratoneras, a donde pretendían que la gente se encierre a vender y no iba nadie. Acá te explota de nuevo en la cara el conflicto, porque no los podes encerrar en un lugar, las personas necesitan vivir de lo que hacen”.

Con respecto a la experiencia anterior, la integrante de Buenos Vecinos contó que se había hecho una lista de los que iban a utilizar los espacios, pero que se dejó un montón de gente afuera, y denunció que hubo “negociados mafiosos” entre el Ejecutivo porteño y agrupaciones delictivas. “En el momento, los vecinos que estábamos participando y que todo el tiempo luchamos por el uso del espacio público nos pareció bien pero luego, cuando nos enteramos de todo lo que había atrás, nos sentimos sumamente decepcionados. Fue un acuerdo entre la Ciudad y cuatro personas que se arrogaron el poder de representar a los manteros, y que los representaron muy mal porque dejaron afuera a un montón. Esto lo digo yo y no tengo ningún problema. Cuando lo digo los vendedores me dicen que qué suerte que lo hice, porque ellos tienen miedo”, enfatizó.

También, apuntó: “Yo no quiero que se repita la regularización de la otra vez, que no benefició más que a unos pocos. En la medida en que pueda intervenir, voy a poner todo de mi y de los vecinos que forman parte de la organización para que no se repita, porque fue muy injusto”. Con esta idea, desde Buenos Vecinos BA mantienen una relación cercana con los policías, para pedirles que traten de evitar conflictos en las calles; y con vecinos y comerciantes para que no vean a los vendedores ambulantes como enemigos.

Asimismo, siguen en contacto con Vendedores Ambulantes Independientes de Once (VAIO) y los comerciantes senegaleses. “Tenemos muchas más cosas en común de lo que puedan imaginar todos. Yo me siento responsable de convencer a los vecinos, porque me parece que cuando entienden por donde viene, inmediatamente se posicionan en el lugar que tiene la mesa. Somos todos víctimas de una situación mal gestionada. Entonces hay que ponerse la camiseta, hacerse responsable y comprometerse, porque lo que vamos a lograr es por el bien común”, aseguró Gloria.

.

En cuanto a la falta de voluntad política por parte de la administración de Horacio Rodríguez Larreta, argumentó que considera que debe haber una cuestión interna dentro de Juntos por el Cambio, una disputa entre quienes quieren trasladar momentáneamente a los manteros a la plaza y quienes no. Además, aseguró que no les están dando ninguna solución ni a los vendedores informales, ni a los recicladores urbanos, ni a las personas en situación de calle, a pesar de que desde la organización llamaron muchas veces a Buenos Aires Presente e intentaron gestionar el Ticket Social para quienes lo necesitan.

“Ellos están enfocados, lamentablemente, en el 2021 y el 2023. Seguramente a Cambiemos le va a llegar el voto del vecino al que le sacaron la persona en situación de calle de la puerta de la casa o al mantero de la vereda del negocio. Pero nosotros tenemos que ser los que le digamos al gobierno que ellos también existen. Tenemos una estructura en la Ciudad costosísima para sostener a esa gente, para ayudarlos a pasar ese momento horrible. La pandemia nos tiene que ayudar. Creo que gran parte de las personas miramos para adentro, nos conmovimos, nos dio miedo, pero además vimos al que la pasó peor porque estaba en situaciones horribles, viviendo en la calle con pandemia”, concluyó.