|

La ropa del horror. El trabajo esclavo en los talleres clandestinos de Capital Federal

El lunes de 27 de abril murieron dos niños de 7 y 10 años en el incendió de uno de los tantos talleres clandestinos que existen en el barrio de Flores de la Ciudad de Buenos Aires. Una muestra más de la crueldad de un sistema que es capaz de someter a las condiciones más inhumanas de trabajo y de vivienda.

 

Las denuncias presentadas por vecinos y organizaciones políticas, y desestimadas por funcionarios, desnudan otra vez, la persistencia de la corrupción del Estado.

El 24 de septiembre de 2014 se presentó la denuncia ante la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX a cargo de Marcelo Colombo) por 30 talleres textiles esclavistas de la Ciudad de Buenos Aires, entre ellos el taller que hoy es noticia por las muertes en la calle Páez 2796 del barrio de Flores.

Pero no es el único taller ilegal en la zona. También se denunciaron ante la Fiscalía especializada en Trata y Explotación, talleres en Páez  2766/ 2710 y en la vereda  de enfrente, los números 2775  2721 y Terrada 909.

La PROTEX presentó el pedido de informes a la Subsecretaría de Trabajo porteña, a cargo de Ezequiel Sabor, y al Ministerio de Seguridad Nacional, a cargo de Cecilia Rodríguez. No obtuvieron respuesta.

Las cifras son alarmantes

Existen más de 100 marcas de ropa denunciadas penalmente por violación a la Ley de Trabajo a Domicilio y por reducción a la servidumbre. La megacausa tramita en el Juzgado a cargo de Julián Ercolini.

Sólo en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense hay más de 5.000 talleres textiles clandestinos, donde los accidentes extremos se repiten y son uno de los eslabones de la trata de personas con fines de explotación laboral.

Alrededor de esos talleres, más de 30 mil personas trabajan y viven en condiciones de precariedad extrema, cuando no de esclavitud.

El viernes 8 de mayo al mediodía se realizó una movilización para denunciar la existencia de 170 talleres clandestinos reconocidos por los propios vecinos de la zona. “Macri en España, Rodríguez Larreta en Miami, y Vidal en la provincia de Bs. As. Nadie se hace cargo de los talleres textiles clandestinos que se incendian en la Ciudad” afirmó la organización La Alameda en su comunicado de convocatoria. Marcelo Ramal, Legislador del Frente de Izquierda, sostuvo que pedirá la presencia de Horacio Rodríguez Larreta en la Legislatura para que responda sobre las reiteradas denuncias ignoradas que dan cuenta de la existencia de talleres clandestinos.

Alejandra Angriman, Secretaria Nacional de Igualdad de Género y Oportunidades de la CTA Autónoma denunció que “en nuestro país la precarización laboral alcanza al 50% de la clase trabajadora, el 35% de los/as trabajadores/as ocupados no se encuentran el mercado de trabajo formal y entre ellos/as las mujeres son las más precarizadas en cuanto a su forma de contratación, salario y tipo de tareas”. El 24 de abril denunciaron a Cheeky por ser una de las marcas acusadas de utilizar talleres clandestinos con trabajo esclavo para la confección de sus prendas. La mayoría de su planta está constituida por mujeres y muchas de ellas migrantes.

Ezequiel Conde, militante de la Alameda y miembro de la Cooperativa SOHO, estuvo en Abran Paso para contar el recorrido que se hace para que una persona y su familia lleguen a trabajar y vivir en un taller clandestino. En su mayoría son habitantes de países vecinos que llegan a Buenos Aires engañados, luego se les quita sus documentos y se los obliga a trabajar en condiciones de humillación y explotación. Viven con sus hijos en condiciones de hacinamiento. Los niños, en muchos casos no pueden asistir al colegio y se encuentran en contacto con tijeras y otros elementos de peligro al interior de los talleres.

Sigue adelante la movilización popular para exigir juicio y castigo a los monopolios textiles y funcionarios estatales responsables de la súper explotación en los talleres clandestinos y del incendio que causó la muerte de dos niños.