|

Los Centros de Primera Infancia reclamaron insumos e integración al Plan de Vacunación

Sus trabajadores se manifestaron en la Plaza Primero de Mayo para mostrar su preocupación frente a las condiciones laborales que están teniendo en la pandemia.

Sus trabajadores se manifestaron en la Plaza Primero de Mayo para mostrar su preocupación frente a las condiciones laborales que están teniendo en la pandemia.

Los Centros de Primera Infancia (CPI) son establecimientos creados con el objetivo de promover el desarrollo saludable de los niños y niñas de 45 días a 3 años de edad. Al igual que el resto de los establecimientos educativos regresaron a clases presenciales en febrero. Sin embargo, en medio de la segunda ola de COVID 19, le piden al Gobierno de la Ciudad que los incluyan en la vacunación, que mejoren la infraestructura de los espacios y que les entreguen más elementos de higiene.

Para visibilizar su situación se reunieron en Hipólito Yrigoyen y Pasco, frente al CPI Semillitas, bajo la consigna “Unimos nuestras fuerzas por vacunas, insumos y dispositivos escolares para docentes”. Al respecto, Inés Tropeas, directora de Semillitas, le contó a Abran Paso: “Estamos reunidos un grupo grande de trabajadores y coordinadoras de distintos centros mostrando un poco la preocupación que tenemos en relación a nuestro trabajo y la pandemia. Muchos de nuestros espacios acataron el DNU, entendiendo que era necesario ese corte. Nuestra decisión no fue ni a favor ni en contra de la presencialidad, simplemente tiene que ver con una cuestión sanitaria que exigían”.

También explicó que en febrero habían abierto las aulas y pusieron todo a disposición para poder trabajar a pesar del contexto, pero que la realidad se impuso y, ante el aumento de casos, tuvieron que detener la presencialidad. “Nenes, familiares y docentes con coronavirus, burbujas cerradas por este tema. Y no tenemos, al día de hoy, ninguna información sobre el Plan de Vacunación para los CPIs. No existe. La tardía y lenta vacunación a los docentes, que entendemos que va en un 15%, no nos incluye. Supuestamente veníamos después pero no tenemos ni siquiera información clara al respecto”, agregó Inés.

En este contexto, le solicitaron al GCBA que reflexione con respecto a las medidas tomadas, que se los incluya en el lista de inoculación y que se notifique la misma de manera transparente y pública. Asimismo, aseguró que “ponen el cuerpo” desde febrero con protocolos difíciles de cumplir pero haciéndolo posible. Aunque no se puede mantener el distanciamiento social con los nenes chiquitos, sí deben reformar la limpieza y desinfección del lugar. Pero según denunció la directora, tampoco tienen insumos para eso: muchos tuvieron que ser comprados con la plata de las organizaciones a las cuales pertenecen, porque lo que les entregaron no les alcanzaban.

“Pedimos que nos ingresen al plan de vacunación, obras que incluyan la ventilación en este invierno que se viene e insumos. Además, denunciamos la situación de precarización docente y de todos los trabajadores del programa que es realmente vergonzoso. Los profesores no son reconocidos, teniendo excelente formación y haciendo un trabajo increíble. Ese es un reclamo que no vamos a abandonar”, concluyó.