|

LOS METRODELEGADOS DEBATEN SU PARTICIPACIÓN EN EL PARO DEL 31M

El titular de la Asociación de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP), Roberto Pianelli, afirmó que el fin de semana debatirán si se suman o no al paro por Ganancias y criticó el impuesto: “Es urgente que el Congreso modifique las escalas”, afirmó.

Pese a ser un gremio poco afecto a acompañar las medidas de lucha de otros sindicatos del transporte, el titular de la AGTSyP Roberto Pianelli no descartó su participación en la medida de lucha convocada por más de 22 gremios al considerar injusta la política tributaria del gobierno.

En ese sentido, Pianelli reconoció que los valores del Impuesto a las Ganancias son muy altos y exigió una reforma tributaria integral pero responsabilizó principlamente a las patronales. “Si no hay reforma tributaria es porque los empresarios no quieren” aseguró. Al ser interpelado por la responsabilidad del gobierno en el mantenimiento de este esquema tributario, el dirigente gremial apuntó sobretodo contra los partidos de la oposición: “Ha habido reformas tibias y la oposición no las acompañó” y reconoció que “es urgente que el Congreso modifique las escalas del Impuesto a las Ganancias”.

A su vez, el recientemente reelegido titular de la Asociación aseguró que la participación de la AGTSyP en el paro será discutida durante el fin de semana. Son pocos los que se imaginan que los metrodelegados adhieran a la medida teniendo en cuenta que uno de los convocantes es la Union Tranviarios Automotor (UTA), gremio del cual se independizaron los trabajadores del subte al fundar la AGTSyP.

Sin embargo, dirigentes de otras lineas como Claudio Dellecarbonara, delegados de la línea B, aseguró que el paro en el Subte será contundente. “La gran mayoría de los trabajadores ve la necesidad de ser parte de esta medida de fuerza junto a los trabajadores de todo el país” aseguró a La izquierda diario. “Nuestra propuesta es parar contra el impuesto al salario, pero también por todas las demandas de los trabajadores: contra el trabajo precario, por paritarias libres y sin techo, por el 82% móvil, contra los despidos y suspensiones, entre algunas de las principales demandas. Así como también parar con nuestra propia voz, de forma independiente de la CGT de Moyano, la UTA o los otros dirigentes de los gremios del transporte que lo convocan, que solo buscan su propio beneficio. Pero el reclamo es justo, y por eso los trabajadores vamos a parar con nuestra propia voz”.