|

LOS VECINOS DE CILDAÑEZ SE ORGANIZAN

Los vecinos comenzaron a organizarse reuniéndose en distintas casas para conseguir donaciones, por ejemplo contactándose con centros de estudiantes y otras organizaciones.

Los vecinos comenzaron a organizarse reuniéndose en distintas casas para conseguir donaciones, por ejemplo contactándose con centros de estudiantes y otras organizaciones.

La indignación llegó cuando al dirigirse a las autoridades para solicitar el subsidio que el gobierno prometía, se encontraron con algunas exigencias: fotocopia del documento que se había llevado el agua, fotos de las cosas perdidas, cosas podridas que los vecinos ya habían tirado antes de que trajeran a la casa mal olor y enfermedades, y otros ítems a completar en la planilla que eran poco claros. Pero lo más terrible era la exigencia de título de propiedad para acceder al subsidio, se sabe que los vecinos del barrio Cildañez, como en otras villas, no tienen título de propiedad.

Así es que los vecinos se organizaron para ir todos juntos a la Comuna. Lograron que les explicaran cómo completar cada ítem de la planilla, que les aceptaran comprobantes de documento en trámite para quienes lo hubieran perdido en la inundación, que no sean exclusivamente necesarias las fotos, y, por supuesto, que no fuera necesario el título de propiedad. Los vecinos volvieron a ir todos juntos a entregar las planillas completas sin esos requisitos y la atención fue inmediata; haciendo rápidamente una lista de todos los vecinos que entregaban la planilla completa.

Ahora siguen organizados con el seguimiento de sus trámites de manera conjunta. Saben que tienen que tocar la puerta del vecino cuando llegue la inspección del gobierno para la entrega del subsidio, todos son responsables de que todos estén al tanto del trámite y las inspecciones.