|

Más de 4000 firmas en una semana contra el proyecto Consorcio Participativo

El coordinador de la Comisión de Consorcios del Consejo Consultivo de la Comuna 3, Andrés Zulberti, lanzó una petición para rechazar el proyecto Consorcio Participativo que propone el Ejecutivo porteño y obtuvo miles de adhesiones en una semana.

“El título es pegadizo”, soltó Andrés Zulberti a Abran Paso, para referirse a la aplicación para la Administración de Consorcios que lanzo el Gobierno de la Ciudad.

“Parece muy bueno por el control a los administradores y la trasparencia en los consorcios, pero cuando uno empieza a leer el proyecto de ley y escucha a los funcionarios, como Facundo Carrillo, encontramos algunas dudas en el proyecto. En esencia buscan expropiar los datos de los consorcios y la información privada de los consorcistas”, agregó.

El proyecto Consorcio Participativo enviado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta a la Legislatura establece la creación de una aplicación oficial gratuita “para el uso obligatorio de toda persona humana o jurídica que administre un consorcio de propietarios”.

El artículo 26 del proyecto establece que “la aplicación debe asegurar la Privacidad y Protección de Datos Personales, y de cualquier otra información que pueda resultar sensible”. Más allá de este atenuante, Zulberti considera que la Ciudad quiere captar datos personales con fines políticos y económicos, “porque logra saber cuanto gastan los consorcios, cuáles son los ingresos y los egresos. El Banco Ciudad será la plataforma donde se concentrará el dinero de los consorcios”.

Partiendo de este cuestionamiento el referente comunal decidió lanzar una convocatoria contra la aplicación a través de la plataforma change.org, para rechazar el proyecto del Ejecutivo con las siguientes consignas:

“Con la excusa de una aplicación “gratuita”, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires quiere obligar a los consorcios de propietarios a usar una plataforma web, liquidar expensas, sueldos y recabar información de todo lo que pasa en nuestro edificio.

¿Cuál es el fin de monopolizar tanta información privada y los datos personales de los consorcistas en una plataforma única y estatal llamada Consorcio Participativo?

¿Tiene el Estado el derecho de invadir la propiedad privada y expropiar a la fuerza los datos de las personas?

Con su firma podremos luchar para que el proyecto de ley Consorcio Participativo sea rechazado en la Legislatura porteña”. https://www.change.org/p/sr-diego-santilli-cual-es-el-fin-de-monopolizar-tanta-informacion-privada-de-los-consorcios”.

En tan solo una semana obtuvo el apoyo de más de 4000 firmas digitales.

El proyecto se debatirá en la comisión de Legislación General del Parlamento porteño durante las próximas semanas.

El concepto de participación suele ser muy utilizado por diversos espacios políticos. Se trata de una palabra atractiva y una idea fundamental para mejorar los barrios de la Ciudad. En esta oportunidad, las interpretaciones son diversas. Están quienes consideran que participar es hacerlo a través de una aplicación móvil, y están los que consideran que prefieren hacerlo de otra manera. La acepción correcta del término se verá en el resultado de dicha disputa.