|

Medidas para el ingreso de turistas a la Ciudad a partir de diciembre

Se realizaran testeos para todos los turistas internacionales y nacionales, y residentes que retornen a la Ciudad.

La ciudad de Buenos Aires anunció la reapertura del turismo nacional e internacional, con una política integral para el arribo de visitantes que incluye protocolos de cuidado y realización de testeos.

En Gobierno de la Ciudad en conjunto con el Gobierno nacional, implementaron un plan que tienen como principal medida la realización de testeos para todos los turistas internacionales y nacionales, y residentes que retornan a la Ciudad.

El primer  fin de semana largo del 8 de diciembre la Ciudad instalará operativos de testeo en distintos puntos estratégicos de acuerdo al tipo de trasporte en el que arriben las personas a la ciudad de Buenos Aires.

Para los visitantes que arriben en micro: el punto de testeo estará en la terminal Dellepiane.

Para las personas que lleguen en auto: el punto de testeo estará instalado en el Centro de Convenciones y Edificio de la Munich (Costanera Sur) y deberán realizar el testeo dentro de las 24 horas del arribo.

Los turistas y los residentes que regresen a la Ciudad no tendrán que esperar el resultado ni realizar cuarentena al arribar. Solamente deberán realizar aislamiento en caso de que el testeo resulte positivo.

Personas que arriben por vía aérea: el testeo será en Ezeiza. A partir del 15 de diciembre, la Ciudad montará un operativo en el aeropuerto para testear a los turistas nacionales e internacionales y residentes de la Ciudad que regresen al arribo.

La Ciudad abre el turismo nacional e internacional

Medidas y requisitos que implementará para turistas internacionales y nacionales, y residentes que ingresen a la Ciudad.

1) Turistas internacionales:

Los requisitos que deberán cumplir los visitantes son:

-Presentar una declaración jurada online.

-Realizar un test en origen con 72 horas de anticipación (requisito del Gobierno Nacional).

-Contar con un seguro médico con cobertura Covid-19.

-Realizar un test al arribo en Ezeiza o en la estación fluvial.

Tras el testeo, los turistas internacionales podrán continuar su viaje y no deberán esperar el resultado en el aeropuerto. Los visitantes solo deberán aislarse en caso de dar positivo o ser contacto estrecho.

El test tendrá un valor de $2.500 para el turista internacional.

En el caso de los argentinos que regresen al país y tienen como destino la Ciudad, el test será cubierto por la cobertura que tengan. Luego de 12 horas, se le informará al visitante el resultado del test.

2) Turistas nacionales y residentes que regresan a la Ciudad(que hayan viajado dentro del país)

Los requisitos que deberán cumplir son los siguientes:

Presentar una declaración jurada online.

– Si arriban por vía aérea deberán realizar un test al arribo en Ezeiza.

– Si arriban en micro, un test al arribo en la terminal Dellepiane.

– Si arriban en vehículo particular o tren deberán realizar el test dentro de las 24 horas en cualquiera de los puntos de testeo habilitados por el Gobierno porteño.

Una vez realizados los testeos, podrán ingresar a la Ciudad sin necesidad de esperar el resultado en los puntos de llegada y solamente deberán aislarse en caso de que el resultado sea positivo o ser contacto estrecho.

El test será cubierto por la cobertura que cada argentino tenga.

Los menores de 12 años están exentos del testeo.

El test será gratuito para personas con discapacidad, jubilados y personas que reciben asistencia estatal.

Luego de 12 horas, se le informará al visitante o residente el resultado del test.

Las medidas de testeo se realizan para garantizar el cuidado de turistas internacionales y nacionales, y residentes de la Ciudad.

El Gobierno de la Ciudad considera que el conjunto de medidas de prevención están basadas en la responsabilidad individual y colectiva y que requieren el compromiso de todos para que sean exitosas.

En octubre, la Ciudad obtuvo el sello de destino seguro del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC) que garantiza que cumple con todos los protocolos sanitarios y de seguridad para recibir visitantes, y es una garantía internacional de confianza para los viajeros.