|

Mejoras en la seguridad vial en Buenos Aires: Reformas necesarias para ciclistas, peatones y conductores

La necesidad de mejorar las condiciones de circulación lleva a considerar reformas en la normativa de tránsito, especialmente en relación con el uso de bicicletas y las ciclovías. Por Martín Bustamante.

En la ciudad de Buenos Aires, la seguridad vial es una preocupación constante, especialmente para ciclistas, peatones y conductores que comparten las distintas arterias urbanas.

Disposiciones Legales y Desafíos Actuales:

El inciso b) del artículo 14.4.3. del Código de Tránsito y Transporte, introducido por la ley 5651, establece que los carriles pueden estar situados en uno u otro lado de la calzada, ya sea de sentido único o doble mano. Sin embargo, esta disposición genera preocupación, especialmente en lo que respecta al doble sentido de circulación en las ciclovías.

La Importancia de la Bicicleta como Medio de Transporte

El uso de la bicicleta es considerado como una opción de movilidad sustentable en Buenos Aires, con una extensa red de ciclovías y bicisendas que conectan diferentes áreas de la ciudad. Sin embargo, la práctica del doble sentido de circulación en estas vías representa un desafío en términos de seguridad vial.

El Manual del Ciclista de la Ciudad de Buenos Aires enfatiza la importancia de circular en el mismo sentido del tránsito para evitar riesgos. Sin embargo, muchas ciclovías promueven el doble sentido de circulación, lo que aumenta el potencial de accidentes, especialmente en vías estrechas y con obstrucciones.

Desafíos en la Infraestructura:

El Informe Final de Auditoria de la Ciudad de Buenos Aires destaca que las ciclovías suelen ser angostas, con pavimento incompleto y obstruidas por vehículos estacionados, lo que aumenta los riesgos para ciclistas, conductores y peatones.

Beneficios de la Circulación en el Mismo Sentido del Tránsito

La implementación de esta medida no solo reduciría los conflictos entre ciclistas, conductores y peatones, sino que también aumentaría la capacidad de flujo ciclista y proporcionaría mayor previsibilidad en la circulación. Además, las ciclovías protegidas, con separadores físicos y señalización adecuada, seguirían siendo una opción segura para los ciclistas.

En resumen, la adopción de la circulación en el mismo sentido del tránsito en las ciclovías de Buenos Aires contribuiría significativamente a mejorar la seguridad vial en la ciudad, garantizando un entorno más seguro y amigable para todos los usuarios de la vía pública.