|

MOVILIZACION INDIGENA POR EL MICROCENTRO PORTEÑO

El miércoles 3 de julio se realizó la 4ª y última ronda de los pueblos originarios en la Plaza de Mayo. Convocan a todos los pueblos originarios a una gran movilización el 11 de octubre a Plaza de Mayo.

El miércoles 3 de julio se realizó la 4ª y última ronda de los pueblos originarios en la Plaza de Mayo. Convocan a todos los pueblos originarios a una gran movilización el 11 de octubre a Plaza de Mayo.

Con el colorido de las wiphalas y otras banderas indígenas, al ritmo de cánticos como “la tierra robada será recuperada” y “5 siglos resistiendo”, se realizó la última de las rondas en Plaza de Mayo impulsadas por la Cumbre de Pueblos y Organizaciones Indígenas de Argentina. Con originarios de distintas nacionalidades, acompañados por las Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas y Mirta Baravalle, organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas y cientos de autoconvocados, a las 16 hs se inició la ronda alrededor de la Pirámide de Mayo. A medida que se desarrolló fue creciendo la cantidad de acompañantes.

 

Finalizada la ronda, el acto se inició con la lectura de un documento firmado por el Consejo Plurinacional Indígena, la Comisión de Juristas Indígenas de la República Argentina (CIJRA) y la Mesa de Pueblos Indígenas de Buenos Aires. En el mismo se denuncia que luego de 20 días de reclamarle un espacio de diálogo a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, lo único que recibieron fue “el silencio, la indiferencia, la descalificación a manos de sus funcionarios” y que “la ansiedad de nuestras familias por el avance de topadoras, pozos petróleos, desplazamientos de nuestros territorios o desalojos violentos no es de su interés”. Y hace una convocatoria a todos los pueblos originarios del país a realizar una gran movilización el próximo 11 de octubre a Plaza de Mayo.

 

Félix Díaz sostuvo que la negativa de la Presidenta a abrir un canal de diálogo lo único que ha logrado es hacerlos más visibles y sostuvo: “El Estado nacional argentino menosprecia la fuerza indígena. Esta fuerza no está manipulada, está intacta”. Recordó el recorrido de la lucha que vienen desarrollando desde su inicio en junio del 2010 en Formosa, a los distintos miembros de las comunidades originarias asesinados en estos años y todos los muertos por la grave situación que viven: “Cuántos hermanos han muerto en el territorio sin agua, sin salud, cuántos hermanos han muerto por tuberculosis. ¿Quién es el responsable? El Estado argentino, el Estado provincial”. Y sostuvo: “Hoy estamos acá parados porque queremos decir que estamos de pie. En pie para exigir el cumplimiento de estos derechos que están siendo ocultos. No queremos que nos desalojen, no queremos que se siga violentando nuestra lucha. Porque sabemos que esta es una lucha desigual, sin recursos, sin abogados, sin relaciones con el Estado, pero entendemos que es una lucha justa”. Y finalizó planteando: “No queremos promesas, no queremos que la Presidenta se saque fotos y se terminó el tema. Nosotros queremos soluciones”, agradeciendo a todos los que acompañan su lucha, especialmente a las Madres de Plaza de Mayo, y llamando a profundizar la unidad y la lucha.

 

Luego hicieron uso de la palabra Mirta Baravalle de Madres de Plaza de Mayo, representantes de las distintas comunidades indígenas y organizaciones de derechos humanos. El acto finalizó convocando a movilizarse en apoyo a los mapuches de la comunidad Maliqueo que desde hace más de una semana se encuentran ocupando el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) reclamando que se los reconozca en el registro nacional de comunidades indígenas.