|

“Necesitamos que los productores le vendan directamente al consumidor”

El ex ministro de Desarrollo Social y candidato a diputado por el Frente de Todos, Daniel Arroyo, se refirió al contexto inflacionario y a las políticas propuestas para convertir los planes sociales en empleo. Por Martín Bustamante

“El tambero saca a $25 o $30 el litro de leche y termina a $110 en la góndola”, dice Daniel Arroyo durante una entrevista en el canal de noticia IP, mientras esboza una sonrisa, propia de quien ya no tiene que resolver problemas de forma permanente, como ocurre en la función pública. 

Para el ex Ministro, en la formación de precios inciden diversos: el contexto internacional vinculado al valor de los commodities, la falta de crédito y la intermediación. Al mismo tiempo, destaca la medida de congelamiento de precios dispuesta por el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti porque “sirve para congelar precios y tener referencia”. En ese marco, juega un rol importante la Ley de Góndolas porque establece que se desplieguen todos los productos y que en el medio estén los de menor precio.

La decisión de congelar más de 1400 productos de la canasta básica genero un fuerte debate entre el oficialismo y algunas cámaras de empresas alimenticias que, junto a dirigentes de la oposición, cuestionaron la medida. Arroyo asume que los argumento contrarios a esta política no tuvieron éxito porque, con el correr de los últimos días, ya se puso en funcionamiento el programa, se estableció un sistema de control y el Estado lo va a poder cumplir más allá del boicot de la oposición y de algunas empresas. 

El Gobierno Nacional repitió hasta el cansancio que se trata de un control provisorio para frenar la inflación mientras se establecen medidas en el mediano y el largo plazo. En ese sentido, candidato del Frente de Todos propone crear 400 pequeño mercados centrales en todo el país “para que el productor venda directamente al consumidor y se achique el proceso de intermediación”.

También considera que hay que crear un sistema de crédito no bancario para seis millones de personas para máquinas y herramientas a tasas del 3% anual. “Lo puse en marcha en el Ministerio para 400 mil productores, pero hay que agrandarlo con un fondo público y privado que permita sostenerlo”, explica. Este segmento de la población económicamente activa no accede a herramientas de financiación y terminan recurriendo a lugares del barrio donde tienen un 200% de interés.

La situación social

Daniel Arroyo considera que hay tres tipos de pobreza: el que tiene trabajo formal pero no le alcanza el sueldo, el que tiene trabajo formal integrado (por ejemplo un gasista o plomero) y quiene viene de la pobreza estructural. “Tenemos que lograr que este año los ingresos le ganen a la inflación”, propone.

Hoy el salario mínimo le gana a la inflación, pero la sumatoria de esos ingresos en dos personas no alcanza para cubrir lo que necesita una familia de cuatro integrantes para no ser pobre. “Hay que controlar los precios, desendeudar a las familias y aumentar los ingresos”, señala el ex Ministro.

Las elecciones

En su rol de candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Arroyo recorrió muchos barrios y se encontró con diversas situaciones: “la gente está conforme con la campaña de vacunación, reconoce que le pusimos el cuerpo en el marco de la pandemia, pero nos dicen que no les alcanzan los ingresos. Hay un agotamiento y un problema económico que tiene que ver con los precios”.

El resultado de las elecciones fue un llamado de atención para el gobierno porque “la sociedad está tres pasos adelante de la política y nos dijo que no está llegando a fin de mes. Por eso se tomó nota y se modificó el gabinete para orientarlo a lo territorial”, advierte el ex funcionario.

Planes por empleo

Arroyo explica que la propuesta para convertir los planes en empleo tiene tres partes: el que ingresa a un lugar en blanco mientras mantiene el plan, el que trabaja por su propia cuenta y necesita el crédito no bancario y el que se va a capacitar. Por ahora, no se hicieron anuncios vinculados a la propuesta financiera.

“Me parece que hay que discutir un ingreso universal. Lo dice la ONU, la CEPAL y el Papa. El objetivo es que una parte de población arranque con un piso de ingreso con un vínculo laboral. Los cambios en el monotributo social que va anunciar el gobierno son un avance claro porque las personas se formalizan”, detalla. 

La deuda con el FMI

Según el ex Ministro el endeudamiento es un condicionamiento para el país. “Hay que honrar la deuda, pero en condiciones que podamos crecer y expandir gran parte de estas políticas que estamos llevando adelante. Esto se puede hacer con un acuerdo razonable y a largo plazo”.

Daniel Arroyo decidió ocupar otro rol dentro del oficialismo para los próximos años de gestión. Cuando habla, se puede apreciar su amplio conocimiento sobre los problemas más urgentes que tiene el país. La incógnita es hasta qué punto los sectores más concentrados y el FMI estarán dispuestos a permitir que se implementen sus propuestas.