|

Diez policías para cuidar las calles de Balvanera (podcast 🎧 y nota ✍️)

La Red de Vecinos Manzana 66 se reunió recientemente con el Comisario Pedro Villanova, responsable de la Comisaría 3A, para abordar la creciente problemática venta de droga y violencia en la zona, especialmente en Alsina al 3000 y 3100. Por Martín Bustamante.

El aumento de la actividad delictiva ha generado gran preocupación entre los residentes, quienes buscan soluciones efectivas. La situación se agravó el pasado fin de semana, con múltiples operativos policiales, aunque lamentablemente no resultaron en detenciones debido a decisiones judiciales. La presencia de dos micros ocupando media cuadra y obstruyendo la acción policial se sumó a la complejidad del escenario.

Desde la llegada del Comisario Rosas hasta la actualidad con Villanova, la Comisaría 3A ha sido un recurso crucial para los vecinos. Sin embargo, la situación actual plantea desafíos considerables. La comisaría se encuentra altamente protegida, con 27 detenidos en condiciones no apropiadas ni para la seguridad de la policía ni para los propios detenidos.

Reunión con el Comisario para Abordar la Problemática

Alberto Aguilera, miembro de la Red de Vecinos Manzana 66, compartió su experiencia en la reunión con el comisario. Señaló la complejidad de la situación actual, con la comisaría prácticamente convertida en un centro de detención provisional debido a la falta de espacio adecuado. Esto ha llevado a la disminución del personal policial disponible para patrullar las calles, generando inquietud entre los vecinos.

La preocupación central radica en la necesidad de que el gobierno actúe rápidamente para trasladar a los detenidos a lugares apropiados y respalde los procedimientos policiales. Los vecinos, cansados y perdiendo el miedo, responsabilizan a la justicia por la situación actual y temen posibles reacciones de la comunidad.

La falta de intervención judicial efectiva, sumada a la saturación de la comisaría con detenidos, ha llevado a un desgaste significativo en la paciencia de los residentes. Las agresiones y amenazas de los transas hacia los vecinos son cada vez más frecuentes, y la tensión en la comunidad está llegando a un punto crítico.

Una demanda vecinal

Ante esta situación, la Red de Vecinos Manzana 66 hace un llamado urgente a las autoridades para que refuercen la presencia policial en las calles y aborden la problemática delictiva de manera integral. Además, solicitan una revisión de las políticas judiciales que permitan una acción más efectiva contra los transas y una pronta solución al problema de la falta de espacio en la comisaría.

La seguridad y calidad de vida de los vecinos de Balvanera están en juego, y la comunidad espera respuestas concretas por parte de las autoridades competentes para abordar esta situación de manera eficaz y restaurar la tranquilidad en el barrio.